10 excentricidades de Elon Musk que han dado la vuelta al mundo | Tecnología

El estereotipo de genio excéntrico se repite en el cine, la literatura y los comics desde hace décadas. Los genios son, por naturaleza, despistados, cortantes, y un poco locos. Casi nadie pone en duda la genialidad de Elon Musk. La excentricidad se encarga de demostrarla él mismo, casi a diario…

Elon Musk es uno de los genios de nuestro tiempo y, al contrario que otros, lo demuestra con hechos. Una de sus primeras empresas fue el embrión de Pay Pal, es uno de los principales impulsores de los coches eléctricos, ha enviado astronautas a la Estación Espacial Internacional, ha puesto en órbita miles de satélites para ofrecer Internet en todo el mundo, sus paneles solares abastecen ciudades enteras, autopistas subterráneas conectan ciudades, y tiene entre manos proyectos de inteligencia artificial y chips neuronales.

Pero también vende lanzallamas, aparece en la radio fumando marihuana, y un tuit suyo le ha costado la presidencia de Tesla, y una multa de 20 millones de dólares. Nadie se aburre con Elon Musk, aunque a sus inversores no les haga ninguna gracia.

Vamos a rememorar las 10 mayores excentricidades de Elon Musk. Algunas son muy divertidas. Otras, perturbadoras e incomprensibles. Nos ayudarán a conocer un poco mejor a una de las personalidades más influyentes de nuestro tiempo.

Las locuras de Elon Musk

  1. Su cameo en Iron Man 2
  2. «El pánico al coronavirus es estúpido»
  3. Quiere bombardear Marte
  4. El famoso no-lanzallamas
  5. Fundó la caótica escuela Ad Astra
  6. Su último hijo se llama X Æ A-12
  7. Fumando marihuana en directo
  8. Deja la presidencia de Tesla por un tuit
  9. Lanzó un coche Tesla al espacio… pilotado por un maniquí
  10. El dragón cyborg y la guarida en el volcán

Su cameo en Iron Man 2

Fuente del vídeo: Ebony ivory

Jon Favreau, director de las películas de Iron Man, ha reconocido que el personaje de Tony Stark, interpretado por Robert Downey Jr, está inspirado en el propio Elon Musk. Algunas escenas de Iron Man 2 están rodadas en las instalaciones de Space X, la empresa aeroespacial de Musk, y él mismo aparece haciendo un pequeño cameo en la película, tal como podemos ver en el anterior vídeo.

«El pánico al coronavirus es estúpido«

A Musk le ha costado aceptar la amenaza de la Covid-19, llegando al límite de la rebelión.

El pasado mes de marzo, cuando se comenzaron a cerrar las empresas en Estados Unidos, lo que suponía un enorme perjuicio para Tesla que siempre va retrasada con las entregas, Elon Musk llegó a decir en Twitter que el coronavirus era «como otros virus infecciosos» y que «el pánico al coronavirus es estúpido«.

Musk llegó a abrir las fábricas de Tesla días antes de que terminase el confinamiento, enfrentándose a las autoridades.

En agosto de 2020 hay más de 5 millones de infectados en Estados Unidos, y han fallecido 167.000 personas en el país. 750.000 muertos en todo el mundo.

Quiere bombardear Marte

Tras el éxito de la última misión de SpaceX, en donde por primera vez en la historia una empresa privada ha puesto astronautas en órbita, Elon Musk ya mira a la Luna… y aún más allá, a Marte.

No se conforma con enviar humanos al Planeta Rojo, sino que también pretende hacerlo más habitable… bombardeándolo com bombas nucleares.

La idea en realidad no es bombardear la superficie, sino su cielo y sólamente sobre los polos norte y sur del planeta. Al hacerlo repetidamente cada pocos segundos en mucho tiempo crearía el efectos de soles que repiten el pulso sobre estas regiones”, afirma Musk.

Sobre las consecuencias de estos pequeños “soles” advierte que “calentaría mucho más el planeta y convertiría en gas al dióxido de carbono congelado en Marte”, lo que aceleraría el efecto invernadero del planeta. Mientras más gas de CO2 en la atmósfera, más cálida será la superficie de Marte y por consiguiente mucho más habitable.


SpaceX ha logrado posicionarse como una de las empresas más importantes de la industria espacial en los últimos tiempos. Sus éxitos abundan, y en este artículo vamos a repasar algunos de sus mayores hitos durante estos años.

La innovadora idea ha causado una gran polémica en la comunidad científica. Y no porque no se pueda hacer, sino por el hecho de llevarlo a cabo. ¿Hasta que punto podemos considerar el planeta Marte como «nuestro«, para bombardearlo y cambiar su ecosistema? Como única especie inteligente del Sistema Solar… ¿podemos hacer lo que queramos con los planetas que lo componen?

Elon Musk es mucho más práctico, y está convencido de que habitar Marte quizá sea la única solución de supervivencia que nos queda, si seguimos destruyendo el planeta. Mientras la Humanidad se lo piensa, Musk ya está modificando los cohetes de sus naves de SpaceX para que puedan alcanzar Marte. La idea es que los primeros humanos colonicen el planeta en la próxima década.

El famoso no-lanzallamas

Aún no tenemos muy clara la intención de Elon Musk cuando, en 2018, decidió poner a la venta un lanzallamas a través de otras de sus empresas, The Boring Company.

Al parecer no se puede vender en Estados Unidos un producto que se llame lanzallamas, así que lo bautizó con el nombre de Esto-no-es-un-lanzallamas. Y coló, porque vendió más de 20.000 unidades, a 500 dólares la unidad.

Enseguida aparecieron en Internet barbaridades como gente usándolo en casa, junto a su bebé, o a punto de quemarse la cara por disparar contra el suelo. 

¿Qué es lo que pretendía Musk? ¿Marketing? ¿Diversión? ¿Una gamberrada? Solo él lo sabe…

Fundó la caótica escuela Ad Astra

Elon Musk, que vivió la trágica muerte de su primer hijo con solo 3 meses de vida, tiene en la actualidad seis hijos. Entre ellos, gemelos y trillizos.

En 2014 decidió que las escuelas convencionales no ofrecían la educación que él quería para sus hijos, así que fundó la escuela Ad Astra (Hacia la Estrellas en latín), en las oficinas de SpaceX.

En Ad Astra estudian sus hijos y otros 40 alumnos, la mayoría hijos de empleados de SpaceX. Su organización siempre ha sido un secreto (su página web es una imagen en gris con un login para los padres), pero en 2018 una investigación de Ars Technica sacó a la luz los excéntricos métodos de enseñanza.


El coche que Elon Musk prometió para que cualquier persona pudiera tener la posibilidad de comprar un Tesla ya es una realidad en el mercado. En este reportaje os mostramos todo lo que esconde este coche de Tesla.

No existen cursos: los niños, de entre 7 y 14 años, están todos juntos en la misma clase. Tampoco hay asignaturas convencionales. No hay educación física, música ni idiomas, porque Elon Musk cree que aprender idiomas es una pérdida de tiempo, dado que ya existen traductores en tiempo real.

En Ad Astra enseñan principamente programación, ingeniería, ética, y conceptos para formar tu propia empresa y ser un emprendedor. No se coartan las iniciativas de los niños, por eso pueden hacer cosas usar los lanzallamas o crear robots de combate. La única regla es «puedes hacer lo que quieras mientras no destruyas la escuela«…

Su último hijo se llama X Æ A-12

El pasado 5 de mayo Elon Musk tuvo sexto hijo, el primero con la cantante Grimes. Lo presentó en Twitter (cómo no) con la foto que se puede ver justo encima. Pero lo que revolucionó las redes, fue su nombre. Es una niño, y se llama… X Æ A-12 Musk.

Enseguida los fans comenzaron a especular sobre el significado del nombre.

Fue la propia madre de la criatura la que explicó en Twitter el significado:

X, la variable desconocida

Æ, los caracteres en élfico de Ai (amor y/o inteligencia artificial)

A-12 = «precursor del SR-17 (nuestro avión favorito). Sin armas, sin defensas, solo velocidad. Excelente en batalla, pero no violento«.

A también corresponde a «Arcángel, mi canción favorita«.

Así que ese es el exotérico significado del nombre del hijo de Musk. Que finalmente han tenido que cambiar, porque las autoridades no les han permitido registrarlo al contener letras que no pertenecer al alfabeto inglés. Finalmente su nombre es X AE A-XII Musk. En casa le llaman «pequeño X«.

Fumando marihuana en directo

En septiembre de 2018, Elon Musk participó en el podcast del cómico Joe Rogan, que también se retransmite por YouTube. Allí se le vió bebiendo whisky y fumando marihuana. En California, el estado en donde se grabó el podcast, es legal fumar marihuana para usos recreativos, así que Musk no hizo nada ilegal.

Puedes ver el poscast en este vídeo:


Pero como es fácil imaginar, no sentó bien a algunos inversores y directivos de sus compañías. Ni a la NASA, que ha pagado miles de millones de dólares a SpaceX y Boeing para llevar astronautas a la Estación Espacial Internacional. A raíz del incidente la NASA organizó una revisión de las normas de seguridad y ética en ambas compañías, argumentado que las empresas que llevan astronautas al espacio tiene que dar una imagen de salud y seguridad.

La propia NASA lanzó un comunicado indicando que Elon Musk lo había entendido y no volvería a salir fumando hierba en público.

Deja la presidencia de Tesla por un tuit

El 7 de agosto de 2018, Musk publicó el siguiente tuit en su cuenta personal: «Estoy considerando hacer Tesla privada a 420 dólares la acción. Financiación asegurada«.

Esta revelación inesperada causó un enorme revuelo en redes… y en los círculos financieros. Las acciones de Tesla comenzaron a subir, y se produjeron movimientos extraños.

La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos lo acusó de fraude, al hacer el anuncio sin seguir los cauces oficiales, y provocar alteraciones en la Bolsa. Además de mentir al afirmar que tenía «financiación asegurada«.

Musk fue obligado a abandonar la presidencia de Tesla durante tres años (es un cargo diferente al de CEO), y a pagar una multa de 20 millones de dólares de su bolsillo, así como otros 20 millones por parte de Tesla.

Además está obligado a que un equipo de abogados revise sus tuits antes de publicarlos, en el caso de que tengan que ver con la financiación de Tesla, y otros aspectos económicos de sus compañías.

Lanzó un coche Tesla al espacio… pilotado por un maniquí

El 6 de febrero de 2018, SpaceX puso en órbita el cohete Falcon Heavy. Fue un momento histórico, porque se trata del cohete más grande puesto en órbita, capaz de transportar una carga equivalente a un Boeing 747 lleno hasta los topes, por un tercio del coste. Además los cohetes regresaron a casa, aterrizando de forma autónoma (salvo el cohete central).

Pero ese día, el Falcon Heavy también hizo algo muy peculiar: puso en órbita un coche Tesla Roadster pilotado por un maniquí, Starman.

Suponiendo que la batería no se haya agotado, Starman ha escuchado el tema musical Space Oddity en los auriculares de uno de sus oídos, 250.000 veces. El tema Is there Life on Mars?, más corto, unas 340.000 veces.


A la hora de comprar un patinete eléctrico es normal que te asalten infinidad de dudas. Para que sepas en qué te tienes que fijar, en esta guía te explicamos todo lo que debes tener en cuenta para elegir el modelo más adecuado para ti.

Ya ha completado casi dos órbitas alrededor del Sol y ha recorrido casi dos mil millones de kilómetros, superando su garantía de 36.000 millas casi 35.000 veces. 

Es también, el coche más rápido de la historia: viaja alrededor del Sol a una velocidad de 77.000 km/h.

Puedes ver exactamente dónde está en estos momentos, en la web Where is the Roaster?

El dragón cyborg y la guarida dentro de un volcán

Como Donald Trump, Elon Musk es una adicto a Twitter. Lo usa para todo: desde anunciar nuevos proyectos o fechas de lanzamiento, hasta opinar sobre cine, comics, música y contenido friki en donde no duda en usar memes de Dragon ball, o de series de televisión.

Una vez incluso llegó a publicar su número de teléfono personal (por error).

Pero hay tuits que se han hecho virales porque son incomprensibles, no vienen a cuento, o sencillamente son una broma. Aunque con Musk, nunca se sabe…

Hace un par de años tuiteó que estaba construyendo un dragón cyborg:

Los fans le llegaron a bautizar con el nombre de Padre de Dragones (en referencia a Juego de Tronos), pero por desgracia, no hemos vuelto a saber nada del dragón…

En otra ocasión aseguró que quería construirse una guarida en el interior de un volcán:

Así es en Elon Musk. Excéntrico, descarado, e imprevisible. Como la mayoría de los genios. Pero estamos convencidos de que aún no hemos visto lo mejor, y lo peor de él…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *