12 consejos para elegir una barra de sonido para tu salón | Tecnología

Si te encanta el cine o quieres ver el deporte como si estuvieses en persona, deberías pensar en hacerte con una barra de sonido. Estas barras evitan instalar múltiples altavoces por toda la sala, tienen distintas funciones y cada vez son más estéticas. En este reportaje vamos a enseñarte a elegir una barra de sonido.

Las barras de sonido han mejorado sus prestaciones de forma espectacular en los últimos años, gracias a una combinación de nuevo hardware y software. No solo han mejorado los altavoces y la cantidad que hay dentro de una barra, sino también los algoritmos de sonido que sitúan el audio en el espacio 3D. Las barras más avanzadas incluso utilizan la inteligencia artificial para adaptarse a cada sala.

Hay que tener claro que solo los dispositivos de este tipo de gran calidad pueden igualar a unos buenos altavoces que emiten sonido desde diferentes posiciones. Pero cualquier barra de sonido de calidad media ofrece una espacialidad del audio convincente, que puede ser suficiente para muchas personas cuando no hay espacio o dinero para instalar diferentes altavoces distribuidos por la sala.


Si te pierdes con los tecnicismo y lo único que quieres es comprar un altavoz Bluetooth, esta guía de compras será de obligada lectura para ti.

Son también una buena solución si vives en un piso rodeado de vecinos, ya que normalmente este tipo de dispositivos molestan menos que los altavoces 5.1 y similares.

Funcionan con cualquier tipo de fuente, así que sirven tanto para ver películas, como jugar a videojuegos o incluso escuchar música. La mayoría se conectan al móvil mediante Bluetooth, para que puedas enviar música a través de Spotify y similares.

Vamos a echar un vistazo a algunos consejos para elegir una buena barra de sonido.

Consejos para elegir una barra de sonido:

  1. ¿Cómo funciona un barra de sonido?
  2. El número de altavoces y la potencia
  3. La importancia del subwoofer
  4. ¿Pasiva o activa?
  5. Elige bien los formatos
  6. El tamaño de la sala y la distancia
  7. Quita todos los obstáculos que puedas
  8. La colocación de la barra
  9. ¿Qué tipo de conexión es mejor?
  10. ¿Es mejor conectar un dispositivo al televisor o a la barra de sonido?
  11. ¿Qué es HDMI ARC?
  12. La conexión a internet y Bluetooth

¿Cómo funciona un barra de sonido?

Para comprar un dispositivo de este tipo que se ajuste a nuestras necesidades, primero hay que entender cómo funcionan. Esto nos ayudará a elegir la que mejor encaja nuestra sala.

Durante décadas se han utilizado altavoces independientes situados en diferentes lugares de una sala, para crear el efecto del audio en 3D. ¿Cómo puede una barra de sonido producir un efecto similar, si todos los altavoces están juntos y en la parte frontal?

Los cierto es que existen varios métodos.

En primer lugar, aunque los altavoces están situados en el interior de la barra, están orientados en diferentes direcciones:

Las primeras barras de sonido se aprovechaban del efecto psicoacústico del sonido, que rebota en las paredes y llega a nuestros oídos desde los laterales, o incluso desde atrás. Por eso oímos el sonido en 3D.

Pero las barras más modernas no requieren que el sonido rebote en las paredes para crear el efecto 3D. Utilizan algoritmos que procesan el audio y generan un efecto virtual de posicionamiento en 3D.

Otra tecnología diferente es la que utiliza Yamaha. Se llama Yahama Digital Sound Proyector (YSP) y no usa altavoces tradicionales, sino docenas de pequeños emisores de sonido que se pueden configurar al gusto para elegir sonido 2.1, 5.1, 6.1, etc.

Esta tecnología también utiliza las paredes para rebotar el sonido, pero de una forma aún más sofisticada. Solo se puede usar en salas en donde no existan puertas u obstáculos.

Finalmente, ten en en cuenta que las barras de sonido de calidad suelen llevar un subwoofer, un altavoz que se pone en el suelo para generar los graves, ya que es el sonido más difícil de emular con una barra de sonido:

El número de altavoces y la potencia

Lo primero que tenemos que decidir, a la hora de elegir una barra de sonido, es el número de altavoces que contiene. Esto nos va a facilitar mucho la elección.

Como ocurre con los home cinema, existen barras de sonido con 2.1 altavoces, 5.1, 7.1. etc. Todo depende de la calidad que quieras obtener. Como más altavoces tenga más separación de canales y más calidad del audio vas a tener, pero lógicamente la barra de sonido será más cara.

Los altavoces se definen con un número para los altavoces estándar, otro para el subwoofer, y otro para los altavoces aéreos, que emplean los estándares modernos Dolby Atmos o DTS:X.

Por ejemplo, 5.1.4 indica que la barra ofrece sonido con 5 altavoces, un subwoofer y 4 altavoces que lanzan sonido al techo.

Si el primer número es menor que 3, son altavoces frontales (izquierdo, derecho y central). Si es mayor que 3, el resto de altavoces son surround, y suenan en los laterales, y detrás del oyente.

Elige en función de tu presupuesto y el tipo de contenido que vas a utilizar. Si vas a emplear la barra de sonido para escuchar música o ver la tele, con una barra 2.1 es suficiente. Pero si la quieres para ver películas y series o jugar a videojuegos, es recomendable al menos una configuración 5.1.

Ciertas barras de Sonos, Vizio y otras, llevan también altavoces externos para el sonido trasero.


Sonos Arc es la nueva barra de sonido para una experiencia inmersiva con Dolby Atmos. Descubre nuestras opiniones de su experiencia en este análisis a fondo.

Otro aspecto a tener en cuenta es la potencia de sonido, medida en vatios. Como más potencia tenga la barra de sonido, mejor vamos a notar la separación de canales, y mayor será la inmersión. Pero aquí debes tener en cuenta dos cosas: la distancia a la que te vas a colocar… y los vecinos.

Los altavoces tienen un determinado alcance, en función de su potencia. Si te vas a situar lejos de la barra, tiene que ser potente para que el sonido te llegue con contundencia. En las especificaciones del producto se indica el tamaño de la sala o la distancia máxima recomendada.

En cuanto a los vecinos, como más potente sea la barra más la van a oír, así que tenlo en cuenta.

La importancia del subwoofer

Mucha gente se compra una barra de sonido para no tener que colocar altavoces por la sala. Por eso es un dilema decidir si compras una barra de sonido con o sin subwoofer.

El subwoofer es una altavoz bastante grande que se coloca en el suelo, normalmente en una esquina de la sala. Su función es reproducir los sonidos graves: explosiones, ruidos, estruendos, etc., que se transmiten por toda la sala a través de suelo.

Estos sonidos, para que sean contundentes, necesitan un altavoz grande con una buena caja de resonancia, por eso una barra de sonido sin subwoofer no los reproduce bien.

Si ves muchas películas de acción o juegas a videojuegos, nuestro consejo es que compres una barra con subwoofer independiente, salvo que literalmente no tengas sitio para colocarlo.

Ten en cuenta que algunas barras vienen sin subwoofer pero tienen una conexión para este altavoz, así que puedes añadirlo más tarde.

Otras permiten conectarlo de forma inalámbrica, a través de Bluetooth.

¿Pasiva o activa?

Existen barras de sonido activas o pasivas.

Las barras de sonido activas integran un amplificador, así que emiten sonido potente por su cuenta.


La barra de sonido LG SL8YG es perfecta para mejorar el audio de televisores de más de 49″ gracias a sus 440W de potencia y sonido Dolby Atmos y DTS:X. La barra puede conectarse al televisor por HDMI, salida de audio digital, BT o mediante WiFi. Integra Asistente de Google y soporte para Miracast.

Las barras de sonido pasivas no tienen amplificador, por lo que debes conectar uno externo. A cambio, tienen altavoces más grandes y suelen ofrecer mejor sonido. Pero exigen más cableado, y comprar un amplificador.

Elige bien los formatos

Cada barra de sonido es compatible con ciertos formatos de audio: desde el clásico estéreo a Dolby Digital 5.1, DTS 5.1, o los nuevos formatos Dolby Atmos, DTS:X, y otros muchos.

Tienes que elegir una que sea compatible con los formatos de audio que más usas. De nada sirve comprarte una barra con DTS:X si luego la vas a usar para ver las noticias, o el fútbol.


La primera barra de sonido de Sonos con Dolby Atmos. Formada por 11 amplificadores digitales, 8 woofers y 3 tweeters, además de cuatro micrófonos para el asistente por voz.

Revisa el contenido que vas a ver o las plataformas de streaming que utilices, y comprueba qué formatos de audio utiliza. En la actualidad el que más se está extendiendo es Dolby Atmos, pero depende de la plataforma.

El tamaño de la sala y la distancia

Para elegir la barra de sonido ideal tienes que tener en cuenta el tamaño de la sala y la distancia a la que te sientas de la barra.

Hemos explicado que muchas barras de sonido funcionan haciendo rebotar el sonido en las paredes. En otros casos, posicionan el audio a nuestro alrededor, en función de ciertos algoritmos.

En ambos casos las distancias son importantes. Si hay mucha distancia entre la barra y los oyentes o las paredes, seguramente el sonido no tendrá contundencia. Si hay muy poca puede distorsionarse, o mezclar los diferentes canales, perdiendo la espacialidad 3D.

En las especificaciones de cada barra encontrarás el tamaño de sala o la distancia a la barra recomendada. Intenta respetar estos datos todo lo que puedas, si quieres que la barra cumpla su función correctamente. Solo así le sacarás el máximo provecho.

Quita todos los obstáculos que puedas

Hemos visto que para que una barra de sonido funcione correctamente, tiene que orientar el sonido en determinadas direcciones, e incluso debe rebotar en las paredes.

El audio se distorsiona y cambia de dirección con los obstáculos. Si quieres disfrutar de una calidad adecuada, tienes que eliminar todos los obstáculos entre la barra y los oyentes, y entre la barra y las paredes: jarrones, objetos decorativos, lámparas, etc.

Toda la zona por la que se transmite el audio debe estar despejada. Solo así los canales de audio no se mezclarán, ni se escucharán donde no deben.

La colocación de la barra

Un paso importante para sacar el máximo provecho a la barra de sonido, es su colocación. Están diseñadas para colocarse debajo o delante del televisor, ya sea colgadas en la pared, o sobre un mesilla.

Puesto que el sonido sale hacia adelante, que es donde se encuentra el oyente, realmente no hay mucha diferencia entre colocarla en la pared, o en una mesa.

Sí es importante que tengas en cuenta los formatos de audio que utiliza. Con los estándares clásicos como Doly Digital, DTS, etc., los altavoces están orientados hacia adelante o hacia los lados, así que puedes colocar la barra directamente debajo de la tele, o incluso dentro de un mueble.

Pero los nuevos estándares Dolby Atmos, DTS:X y DTS Virtual:X proyectan parte del audio hacia el techo, por ejemplo para simular un avión que pasa sobre nuestras cabezas. Si tu barra de sonido soporta alguno de estos formatos no la pongas debajo de la tele, y asegúrate de que no hay nada encima de ella.

¿Qué tipo de conexión es mejor?

Existen diferentes tipos de conexión entre el televisor, la barra de sonido, y el dispositivo que genera el sonido, si es distinto al televisor. Por ejemplo, una consola o un reproductor de Blu-ray.

Esta decisión es importante, porque afecta a la calidad de imagen y sonido, así que debes elegir la mejor que tengas disponible.


Hoy ya no concebimos conectar una Smart TV, un monitor o cualquier otro dispositivo multimedia con otra cosa que no sea un cable HDMI. Pero esto no siempre ha sido así. Estos son los principales tipos de cable HDMI y sus diferencias.

Por orden de calidad, según Samsung:

  • Mejor opción: HDMI
  • Calidad adecuada: Cable optico
  • Calidad aceptable: Cable jack auxiliar de 3,5 mm (el de los auriculares), WiFi o Bluetooth

Ten en cuenta que la calidad de audio de Bluetooth, salvo que específicamente la barra soporte audio en alta definición, no llegará al nivel que proporciona el cable HDMI.

¿Es mejor conectar un dispositivo al televisor o a la barra de sonido?

Si queremos conectar un dispositivo a la barra de sonido… ¿cuál es la mejor opción?

Supongamos que queremos conectar una consola, o un reproductor de Blu-ray 4K. En el caso de usar HDMI tenemos la posibilidad de conectar el dispositivo directamente a la barra de sonido, o conectarlo al televisor y pasar el audio a través de él, para que llegue a la barra de sonido.

La mejor opción es siempre la que menos intermediarios ofrece. Si damos preferencia al sonido, lo ideal es conectar la consola o el reproductor por HDMI a la barra, y ésta enviará la imagen a la tele por otro cable HDMI.


Con un tamaño de 55 pulgadas y la última tecnología OLED, el LG OLED E9 uno de los televisores OLED más top de LG, pero manteniendo un precio muy contenido para su categoría. Esto lo convierte en uno de los televisores OLED más interesantes y atractivos del momento.

Al contrario, si damos prioridad a la imagen podemos conectar el dispositivo a la tele, y ella se encargará de enviar el audio a la barra, para que lo procese. Pero ten en cuenta que los televisores antiguos no tienen HDMI de salida, solo de entrada, así que no podrás utilizar esta opción, salvo que uses un cable óptico, o el clásico cable de sonido de 3.5 mm.

Si vas a usar un cable óptico, éste conectará la barra y la tele. Deberás conectar los dispositivos externos al televisor, para que pase el sonido a través del cable óptico a la barra.

¿Qué es HDMI ARC?

Algunos televisores y barras de sonido son compatibles con HDMI ARC. Esta tecnología permite usar un único puerto HDMI tanto para recibir como para enviar audio.

Si tanto la barra como la tele tienen un puerto HDMI ARC, puedes conectarlos con un cable HDMI y podrás llevar audio de la tele a la barra de sonido por el mismo cable que la barra envía el vídeo a la tele, si conectas a ella la consola o un reproductor Blu-ray.

La conexión a Internet y Bluetooth

Las barras de sonido modernas ofrecen la opción de conectarlas a Internet, ya sea mediante un puerto Ethernet (cable), o a través de WiFi. Esto es muy útil para conectarlas directamente a servicios de música en streaming como Spotify, Amazon Music o YouTube. O para crear sonido multisala, en donde diferentes altavoces o barras se coordinan entre sí para distribuir el sonido por toda la casa.

También es muy común que incluyan conexión Bluetooth, para enviar contenido desde el móvil, y compatibilidad con Alexa o el Asistente de Google, para poder controlarlas con la voz.

Es recomendable que incluyan al menos el Bluetooth. La conexión WiFi también es un buen extra, pero sube el precio.

Hemos visto 12 consejos para elegir una barra de sonido, seguro que ahora tienes más claro qué necesitas exactamente. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *