5G, el gran avance tecnológico del siglo XXI: ¿cuál es su situación actual en España? | Tecnología

Llevamos años hablando de ella, pero ahora es cuando podemos decir que la conexión 5G ya está entre nosotros. Tras Vodafone, que lo hizo el año pasado, hace apenas unos días Telefónica, Orange y MásMóvil han comenzado a activar sus redes 5G.

La conexión 5G es mucho más que velocidades de descarga vertiginosas. Supone un cambio tan radical en la forma de comunicarnos, no solo entre nosotros, sino las propias máquinas y dispositivos entre ellas, que promete ser el mayor avance tecnológico de lo que llevamos de siglo.

Vamos a ver por qué la conexión 5G es tan importante, qué es lo que aporta, y cuál es la situación actual en España. ¿Merece la pena contratar una conexión 5G, o es mejor esperar?

Listen to «Episodio #7: 5G – ¿Qué es… ? Con Rubén Andrés Barbero» on Spreaker.

Debes tener en cuenta que la conexión 5G no solo funciona con móviles. Ya hay portátiles con 5G, y también se puede usar en sustitución del WiFi en casa o la oficina, si se instala un router 5G. Pero lógicamente esto dependerá de las tarifas que existan para este tipo de dispositivos.

Además los dispositivos del Internet de las Cosas también podrán conectarse a través de 5G, e incluso interactuar entre ellos por su cuenta, sin intervención humana.

La situación del 5G en España

¿Qué es la conexión 5G?

La conexión 5G es una nueva infraestructura para ofrecer Internet móvil de alta velocidad. No es solo un 4G más rápido. Emplea tecnologías diferentes.

5G se basa en la división del área de conexión en pequeñas zonas geográficas llamadas células. Cada célula tiene una serie de antenas locales a las que se conectan los móviles y otros dispositivos. Estas antenas se conectan a la red general por fibra óptica, o por satélite.

La clave está en el transceptor que es el que se encarga de asignar las frecuencias libres a cada dispositivo que se conecta, de forma mucho más eficaz que la conexión 4G. Esto aporta muchas ventajas.

La primera mejora sustancial es la velocidad de conexión, especialmente de descarga. Las primeras redes 5G que ya están en marcha ofrecen una velocidad de descarga de 1 Gbps. Eso es tres veces más rápido que la conexión 4G más potente. Puedes descargar un capítulo de tu serie de Netflix o Amazon Prime Video favorito a resolución 4K en apenas 12 segundos, o un vídeojuego de la consola PlayStation de 25 GB en menos de cuatro minutos.

Otra ventaja de la conexión 5G es la menor latencia en el intercambio de datos entre dos usuarios, ya sea en una llamada por WhatsApp, una videoconferencia, o un videojuego multijugador, por ejemplo. La latencia mide el desfase de tiempo entre una acción que ordenamos, y cuándo esta acción se ejecuta realmente.

Actualmente la conexión 5G tiene unos 3 o 4 ms de latencia, frente a los 15 o 20 ms que suele tener una conexión 4G. Pero cuando esté plenamente desarrollado, la latencia se reducirá a 1 ms.


Samsung desembarcó este año con su nueva gama de Galaxy S20, los que fueron los buques insignia para la primera mitad de 2020. Aquí analizamos el Samsung Galaxy S20 Ultra.

Esto, como vamos a ver, nos ofrecerá nuevas experiencias en nuestro móvil que hasta ahora no existían, o eran muy rudimentarias. Y mejorará muchas tecnologías actuales como las videollamadas, en donde ya no habrá retardo, o el GPS, que se actualizará más rápido. O los videojuegos multijugador.

Esta nueva generación de Internet móvil también aumentará el número de equipos simultáneos que se conectarán una determinada red. Según datos de las operadoras, el 5G podrá dar conexión a 100 dispositivos por metro cuadrado, una cantidad infinitamente mayor que la conexion 4G. Y la eficiencia energética es un 90% mayor que en 4G (es decir, ofrece más prestaciones con menos gasto energético)

Según Ericsson, cada persona conectará 15 dispositivos a Internet sin usar WiFI, a partir de 2025.


Las cámaras de vigilancia para el hogar son cada vez más comunes y sobre todo, más baratas. Estas cámaras puede ahorrarte muchos sustos o mejor, que después de un susto en tu casa tengas una prueba de lo que ha pasado.

Esto abrirá las puertas a los dispositivos de la Intenet de las Cosas, que hasta ahora se conectaban por WiFi y Bluetooth, y pronto podrán hacerlo por 5G.

La mayoría de las conexiones 5G nos llegarán a través de las torres de telefonía, como las que usa la conexión 4G, pero más avanzadas. En los lugares de difícil acceso se usarán satélites 5G como los que ya está desarrollando la ESA, la Agencia Espacial Europea.

Una de las particularidades del 5G es que también puede transmitirse por cable, de forma similar a la fibra óptica.

¿Por qué es tan importante?

Hemos visto las ventajas de la conexión 5G: hasta 20 o 30 veces más velocidad, menos latencia y muchas más conexiones simultáneas.

Cada elemento por separado nos abre un mundo de posibilidades, pero todos juntos, revolucionarán nuestras vidas.

Descargar 20 veces más rápido nos permitirá disfrutar de películas 4K u 8K en cualquier lugar o participar en videollamadas con cientos de personas a calidad 4K.


Si te encuentras lejos de tus amigos, familiares o compañeros de trabajo, esto no es excusa para no mantener la comunicación con ellos. Aquí tienes cinco aplicaciones que te permiten hacer videollamadas en grupo para seguir hablando con esas personas.

La menor latencia facilitará la creación de nuevas tereas remotas que no pueden sufrir retardo, como operar a coración abierto o rescates en condiciones extremas.

Y el mayor número de conexiones simultáneas será aprecido en lugares como un concierto o un evento deportivo, en donde nadie se quedará sin conexión ni caerá la velocidad.

El 5G también va a acelerar los servicios en la nube, con lo que se podrá hacer cosas hasta ahora increíbles, como ejecutar tareas en remoto como si fuesen reales. Desde aplicar inteligencial artificial remota a móviles o portátiles, a permitir que dispositivos tontos, desde cámaras a sensores, puedan pensar por sí mismos.

¿Cómo cambiará nuestras vidas?

Se espera que el 5G aporte cambios tecnológicos en todos los aspectos de nuestra vida. Incluso fuera del ámbito del móvil.

En Talavera y Segovia, Telefónica probó en 2018 su propuesta de vehículo autónomo 5G. Un minibus sin conductor que recibe datos de navegación a través de 5G y dispone de pantallas interactivas con información turística en tiempo real para los pasajeros.

En el Reino Unido ya existen cines en streaming con 5G. En lugar de almacenar las películas en un ordenador en el propio local, para luego proyectarlas, gracias a la velocidad de la conexión 5G las emiten en streaming desde un servidor remoto, a resolución 4K y velocidades de 2.2 Gbps.

Gracias a la mayor velocidad, los cines 5G no solo emitirán películas, sino también contenido interactivo como experiencias en realidad virtual, realidad aumentada, y películas en 3D.

También se espera que sea una revolución en el campo de la robótica.

En España ya hay más de 40 proyectos piloto 5G en marcha. En julio Red.es aprobó otros 8, con un presupuesto de 40 millones de euros. Entre ellos, proyectos de seguridad y ciudad inteligente en Málaga, televisión, salud y turismo en Toledo, educación, turismo y transporte en Cataluña, o cirugía con mínima invasión en Extremadura.

En la Lonja del Puerto de Vigo se va a instaurar un sistema de vigilancia con drones controlados por 5G. Y otras completamente nuevas, como el teatro con hologramas de actores.

Como vemos, aplicaciones de todo tipo potenciadas por la mayor velocidad de conexión y menos latencia.

La guerra por el espectro y las bandas

Para que las diferentes redes de telecomunicaciones inalámbricas, como 4G, 5G o la TDT no interfieran entre sí, funcionan en diferentes frecuencias. En el caso de la conexión 5G en España, al principio se está usando la banda de los 3.400 a los 3.800 MHz, y en breve la banda de los 700 MHz, que estaba ocupada por la TDT.

Los primeros 400 MHz que van desde los 3.400 a los 3.800 MHz comenzaron a asignarse en 2018, la mayoría bajo subasta. 40 Hz se reservaron para uso militar, y otros 160 MHz se los repartieron Telefónica, Orange, MásMóvil y Eurona, a razón de 40 MHz cada uno.

Los otros 200 Mhz restantes, Vodafone consiguió 90 MHz, Orange 60 MHz y Telefónica 50 MHz.


La llegada del 5G no carece de polémica. Para muchos es uno de los principales motivos de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, pero su mejora respecto a las conexiones actuales es grande. Como siempre, que esto sea positivo o negativo, polémico o razonable, dependerá de cada uno.

La banda de los 700 MHz, ocupada por la TDT, debería haberse liberado por completo el pasado 30 de junio, como obligaba la Unión Europea. Pero debido a la pandemia, se ha retrasado al 31 de octubre. Cumplida esa fecha, se procederá subastar este nuevo espectro, entre los 694 y los 790 Mhz, en lo que se conoce como Segundo Dividendo Digital.

Esta banda, al ser de menor frecuencia, permitirá aplicaciones de mayor alcance y menor velocidad que pueden ser de interés en aplicaciones rurales y el IoT (Internet de las Cosas) en entornos como las vías de transporte o el entorno rural.

Aún queda por sacar a concurso la última banda del espectro, la de 26GHz. Esta será la banda de las grandes velocidades pero tendrá un alcance más reducido.


Ya puedes dejar de preocuparte: la conexión 5G es segura para la salud. Y no lo dice cualquiera, sino la máxima autoridad científica que en los últimos 20 años ha estado midiendo y regulando la radiación de los móviles.

La cantidad de espectro que maneja cada compañía es una ventaja importante, porque como más espectro tenga, más servicios simultáneos y más velocidad puede ofrecer a sus clientes. Se estima que la cantidad necesaria para ofrecer servicios 5G con garantías, son 80 MHz.

El gobierno de Mariano Rajoy fijó un máximo de 120 MHz por compañía para evitar monopolios, pese a que la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia recomendó poner el tope en 100 MHz.

Con la situación actual del mercado lo normal es que se produzca compraventa de espectro entre las compañías. Por ejemplo MásMóvil ya ha comprado los 40 MHz de Eurona.

La conexión 5G actual no es el 5G prometido

Como vamos a ver, algunas operadoras ya ofrecen conexión 5G, incluso sin coste adicional para sus clientes. Pero aún no es una conexión 5G pura.

Como las redes 5G aún están muy poco desplegadas, para ofrecer cobertura parte de la conexión entre nodos se lleva a cabo a través de la red 4G. Por eso las velocidades actuales de la conexión 5G giran alrededor de 1 Gbps. Es más del doble de la conexión 4G más rápida, pero aún muy lejos de los 10 o 20 Gbps que alcanzará la conexión 5G en próximos años.

Con 1 Gbps ya se pueden hacer muchas cosas (es el triple de la velocidad de la fibra óptica a 300 Mb que muchos tienen en casa), pero el verdadero potencial de la conexión 5G no lo veremos hasta dentro de unos años, cuando alcancemos los 10 Gbps.

El enigma Huawei

Una cuestión importante que aún queda por resolver, es cómo va a evolucionar la polémica con Huawei, que ha comenzado a llegar a Europa.

Como ya sabemos, Huawei fue vetada por Estados Unidos en sus redes 5G (además de prohibir sus móviles) porque, según el gobierno americano, el gobierno chino usa la infraestructura de Huawei para espíar.

El trasfondo real es una guerra comercial entre los dos gigantes. Estados Unidos ha llegado tarde a la carrera por la instalación de redes 5G, y Huawei ya había llegado a acuerdos con numerosos países, incluso con operadoras de Estados Unidos, para instalar redes 5G.

El veto se está internacionalizando, y mientras hay rumores de que LG y Samsung (que no son compañías norteamericanas) van a dejar de suministrar pantallas de móviles y chips a Huawei, otros países como Reino Unido, en donde parte de su red 5G ha sido construida por Huawei, ahora quieren romper este acuerdo.

En España cada operadora usa diferentes infraestructuras. Telefónica está trabajando con Ericson y Nokia, pero Vodafone ha llevado a cabo varios proyectos con Huawei, incluyendo la primera llamada mundial 5G sobre la red NAS.

De momento la Unión Europea no se ha pronunciado con respecto a Huawei, salvo Reino Unido (que ya tiene un pie fuera), pero si se producen cambios en la relación con Huawei, podría afectar a la infraestructura y el despliegue de algunas operadoras españolas.

Hace solo unos días, la compañía China ganó una importante batalla: su red 5G ha superado los estándares de seguridad de la GSMA, el organismo internacional de telecomunicaciones.

Móviles 5G al alcance de todos

Un dato importante es que para poder usar la red 5G los dispositivos tienen que posee un módem 5G. Por tanto, no sirve cualquier móvil o PC. Tiene que ser 5G.

En 2019 solo algunos móviles de gama alta eran 5G, pero en 2020 ya hay docenas de móviles 5G que se pueden conseguir por apenas 300 euros.


Análisis del Xiaomi Mi 10 Lite, el nuevo móvil de gama media de Xiaomi que destaca por el equilibrio de componentes, una buena cámara frontal y conexión 5G.

Hace unos días Qualcomm lanzó su nuevo procesador Snapdragon 4 con 5G, que pretende llevar esta conexión a la gama baja. 2021 será el año en el que se podrán conseguir móviles 5G por poco apenas 150 o 200 euros, situándose al mismo nivel que los móviles 4G.

En este artículo hemos recopilado los móviles con 5G más baratos que puedes comprar ahora mismo en España.

La tarifa funciona igual que el 4G

En aspectos como el funcionamiento o la tarifa del móvil, es el mismo que con 4G. No hay un sobreprecio por usar la conexión 5G, pero sí exige contratar una tarifa de datos ilimitada, o tarifa plana.

Debido a su enorme velocidad, con 5G no sirve una tarifa con cupo de datos, porque se gastaría en cuestión de minutos. Por ejemplo una tarifa de datos de 8 GBse consume en solo un minuto y 12 segundos.

Vodafone, la primera en llegar

El 15 de junio de 2019, Vodafone se convirtió en la pionera de las redes 5G en España, al ser la primera en ofrecer conexión 5G a sus clientes, pero solo en los núcleos urbanos de 15 ciudades: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga, Zaragoza, Bilbao, Vitoria, San Sebastián, La Coruña, Vigo, Gijón, Pamplona, Logroño y Santander. Actualmente ya está presente en 21 ciudades.

La velocidad de partida era de 1 Gbps pero actualmente en algunas zonas ya se pueden alcanzar los 2 Gbps, es decir, casi 5 veces más que la conexión 4G más rápida.

Actualmente Vodafone dispone de la tarifa Movil Ilimitada Total con máxima velocidad 5G y datos y llamadas ilimitadas, que cuesta 47,99 euros al mes, aunque está en oferta a 23,99 euros mensuales durante 6 meses.

Ofrece también la Móvil Ilimitada, con velocidad media, por 32 euros mensuales sin permanencia, y la Móvil Ilimitada Maxi a alta velocidad por 36,99 euros, aunque tiene un descuento del 50% los 6 primeros meses.

Posee también una tarifa Vodafone One Ilimitada que incluye fibra óptica a 300 Mbps, por 54,99 euros mensuales.

Son precios bastante razonables, porque hablamos de velocidades nunca vistas y tarifa plana de datos.

MásMóvil también se apunta

El pasado 2 de septiembre MásMóvil se convirtió en la segunda operadora en ofrecer conexión 5G en España, a través de su filial Yoigo. Como Vodafone, ha comenzado en 15 ciudades: Alicante, Alcobendas, Almería, Ávila, Barcelona, Hospitalet de Llobregat, Huesca, Jaén, Madrid, Málaga, Melilla, Orense, Salamanca, Sevilla y Valencia.

No especifica la velocidad, tan solo que es «5G a la máxima velocidad«, así que debería funcionar en torno a 1 Gbps.

Con un espectro de 80 Mhz, es la operadora con mayor cantidad de espectro por cliente. La conexión 5G no supone ningún coste adicional para los usuarios de la compañías, pero como hemos comentado con Vodafone, solo es práctica con una tarifa ilimitada de datos.

Yoigo dispone de una única tarifa de datos ilimitados, por 39,99 euros al mes, en oferta por 32 euros durantes tres meses. También hay combinaciones con fibra óptica.

Orange ya en cinco ciudades

Desde el 7 de septiembre, Orange ya ofrece 5G en las cinco ciudades más pobladas: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Málaga.

Al igual que las otras operadoras, los primeros pasos de Orange se centran en el 5G NSA (Non-standalone), que reutiliza las antenas 4G para comenzar a desplegar esta nueva tecnología. Orange presume de ser el operador español que cuenta con más espectro, 100 MHz

Como el resto de compañías, usar la nueva red no supone ningún sobreprecio. Si tienes móvil 5G y estás en la zona de cobertura, puedes usar tu tarifa actual con la conexión 5G.

Su tarifa Go Up! tiene datos ilimitados y cuesta 35,95 euros al mes, aunque baja la mitad durante 6 meses. La tarifa Go Top, con video en streaming a 4K, se queda en 47,75 euros, también con un 50% de descuento durante 6 meses.

Telefónica enciende su red

Telefónica / Movistar no ha tenido ninguna prisa el dar el salto a la conexión 5G, pero todo apunta que va a ser la que más cobertura ofrezca. La compañía asegura que ya ha activado su red, y que llegará a una cobertura del 75% de la población a finales de año gracias a que reutilizará redes 4G que adaptará con un nuevo software.


Como vemos en el vídeo, de momento ha comenzado en Madrid, Barcelona y Valencia, aunque la compañía asegura que ya está «en todas las comunidades autónomas«. El despliegue se realizará en dos fases: 5G NSA (Non Stand Alone), es decir, en combinación con 4G, y 5G SA (Stand Alone), solo 5G.

La primera fase implica trabajar con las últimas generaciones de radio que permiten el doble uso 4G y 5G para llegar desde un primer momento al máximo de población. «A medio y largo plazo, se irá complementando con nuevas estaciones base y small cells, según la capacidad o cobertura lo requieran. Para ello, se están utilizando las bandas de 3,5 Ghz, única banda 5G ya licenciada a los operadores y las bandas medias (1800 – 2100 MHz), donde actualmente está el 4G aprovechando la posibilidad de usar equipo NR (New Radio) que puede funcionar en ambas tecnologías, 4G y 5G a la vez» indican en el comunicado.

Posee la tarifa Contrato Infinito, con datos ilimitados y sin permanencia. Cuesta 39,95 euros al mes, con oferta a 24,95€ los primeros 6 meses.

¿Merece la pena pasarse al 5G ahora mismo?

Como hemos visto, la conexión 5G actual está limitada velocidades que rondan 1 Gbps, y en zonas muy pequeñas dentro de las grandes ciudades. A cambio, las tarifas no son caras.

Si tienes un móvil 5G y te mueves principalmente dentro de las zonas 5G, sí merece la pena contratar una tarifa ilimitada y disfrutar de sus ventajas.

Pero cambiar el móvil solo para apuntarse al 5G a día de hoy sigue siendo una decisión arriesgada, principalmente porque solo vas a poder aprovecharlo en lugares muy concretos, y solo será rentable si vives en una de las zonas 5G, y puedes usar esta conexión en vez del WiFi. Posiblemente será varias veces más rápida que tu fibra óptica.

El 5G ya está aquí, pero no comenzará a despegar de verdad hasta 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *