Deberías pensártelo dos veces antes de pedir prestado un cable de carga para tu iPhone | Tecnología

Antes de coger prestado cualquier cargador de móvil deberías pensar si es buena idea, las falsificaciones no dejan de crecer y pueden robarte información privada.

A todos nos ha pasado alguna vez, hemos ido a casa de un amigo, al trabajo o incluso a un bar, y al quedarnos sin batería hemos cogido prestado un cargador ajeno. En principio parece una acción sin mayor importancia, pero con algunos móviles, como los iPhone, esto puede ser algo especialmente peligroso.

El problema está en que desde hace un año se han popularizado los cables que se asemejan a los originales, incluso cargan los iPhone, pero que están robando la información al incorporar su propio transmisor de radio que envía datos a otro equipo.

Desde Forbes han mostrado cómo son estos cables O.MG que no han dejado de mejorar en los últimos tiempos, tanto en su apariencia, para parecerse en lo posible a los originales, como en el tamaño del transmisor que roba la información.

Pero la amenaza no se acaba en el robo de información, según la entrevista que realizan en Forbes a un fabricante, se trabaja en incorporar una memoria con el objetivo de abrir “el acceso a la gran cantidad de almacenamiento dentro del cable para que pueda colocar ejecutables de malware dentro de sus cargas útiles«.


Los nuevos AirPods Pro de Apple llegan cargados de novedades: nuevo diseño in-ear, cancelación activa de ruido y resistencia al agua, entre otras mejoras. ¿Quieres hacerte con unos? Consíguelo al precio más bajo aquí.

Esto puede provocar que si el móvil se infecta también lo haga el ordenador al que se conecta y, en definitiva, se comprometa la seguridad de todos los equipos, la información personal y los distintos dispositivos inteligentes del hogar.

Aunque no es una amenaza que afecte directamente a cualquier individuo, ¿quién se tomaría tantas molestias con nosotros?, si puede ser importante para personas que guarden información empresarial o bancaria en el móvil. Y para llegar a usuarios puede ser suficiente con dejar un cargador similar en un bar, aeropuerto u hotel, antes o después alguien lo aprovechará para cargar su móvil con él.

Hay que darle a la seguridad de los dispositivos móviles tanta importancia como a los ordenadores. Del mismo modo que no conectaríamos una memoria USB de cualquiera a nuestro equipo, con algunos teléfonos es mejor no conectar un cargador ajeno. Cada vez tenemos más información en nuestros móviles y seguramente nadie querrá que alguien acceda a su cuenta de correo, datos bancarios o fotos privadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *