El coche de Apple está muy cerca y estos son algunos de los detalles que podría tener | Motor

Suena curiosos que una empresa líder en telefonía móvil queira entrar en el negocio del automóvil, pero es que cuando has tocado techo, solo queda abrirse a otras oportunidades y salir de la zona de confort.

Han salido a la luz varias patente que dejan claro cómo será el futuro coche de Apple. Un vehículo eléctrico, con diseño minimalista y lleno de detalles al más puro estilo de Apple.

En total son 5 patentes y para nosotros son mucho más que hojas de informes, son pistas reales de lo que podremos ver en la carretera dentro de 4 o 5 años. Se sabe que el coche de Apple podría empezar a rodar en 2024, pero claro, ahora mismo está todo en el aire y no hay nada confirmado.

El coche de Apple sería mucho más que un vehículo tradicional. Sería un coche autónomo y eléctrico que en su interior tendría una gran pantalla de realidad virtual que tiene el objetivo de evitar mareos en el uso de pantallas convencionales.

Es decir, en la actualidad, hay quienes se marean al leer un libro o usar el móvil dentro del coche, pues bien, la pantalla de realidad virtual viene a sustituir esas costumbres haciendo desaparecer la fatiga.

La pantalla de realidad virtual es semitransparente por lo que el usuario no perdería detalles del entorno. Este hecho reduciría el porcentaje de mareos, aunque habría que verlo en la práctica…

En otra patente se entiende que el coche de Apple contará con un sistema de climatización automatizado. Mediante sensores exteriores e interiores medirá la temperatura y la ajustará en los asientos y también de forma individual por partes del cuerpo.


Estos son los seis niveles de conducción autónoma.  La clasificación de los niveles de autonomía fue establecida en 2015 por la sociedad de ingenieros automotrices SAE.

La idea es crear un ambiente confortable, ya que será capaz incluso de medir la cantidad de sol que entra por las ventanas o que se refleja en el techo del coche.

Este sistema de climatización se comunicará con los móviles y dispositivos que haya en el interior del vehículo para estar informado del estado de salud de cada ocupante. Este apunte nos llama la atención, ya que puede considerarse una invaciçon grave de la privacidad, y no encaja demasiado con la filosofía de Apple.

En otra patente se habla de un tintado de ventanas automático que se adapta a la cantidad de luz que hay en el exterior. El nivel de tintado se ajusta de forma automática de manera que durante la noche no trabajaría para no impedir la buena visibilidad del conductor.

Otra patente nos hace soñar muy alto, ya que uno de los horrores que todo conductor quiere evitar es la hora de buscar el coche en un inmenso parking. Según cuenta la propia patente de Apple, su coche podría comunicarse con el iPhone para localizar donde lo dejamos aparcado.


La obligatoriedad de llevar mascarilla en el coche tiene fecha límite. Te explicamos hasta cuándo durará esta normativa.

Hemos dicho, unos párrafos más arriba, que el coche de Apple sería eléctrico y autónomo, pues bien, esta patente indica que el coche de Apple se enchufaría solo a una estación de carga. De esta forma los usuarios se libran del engorro de bajarse del coche y colocar la manguera de carga.

El coche de Apple pinta muy interesante, sobre todo por los detalles que va a incluir. De momento no se sabe nada más, ni colores, velocidad, diseño, precios, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *