El Pentágono investiga el encuentro del Air Force One con un dron | Tecnología

Varios ocupantes del avión más conocido del mundo aseguran haber visto un dron volar cerca de ellos cuando el piloto se encontraba en plena maniobra de aproximación final. La seguridad que rodea a Donald Trump está investigando el incidente. 

Los drones se están convirtiendo en un peligro para los aeropuertos. La facilidad de conseguir y manejar un dron y el riesgo que suponen para los aviones les convierte en un arma perfecta para un atentado. El último incidente de esta temática parece haberla padecido el presidente de los Estados Unidos y sus acompañantes en el Aire Force One

Algunos periodistas que acompañaban a Trump en el viaje aseguran que vieron cerca del avión volar un objeto similar a un dron. El avión, un Boeing 757 presidencial, se encontraba realizando la maniobra de aproximación final en la Base Conjunta Andrews cerca de Washington, cuando se detectó la presencia de ese objeto. Este suceso ahora se está investigando desde el Pentágono, tal y como informa The Wall Street Journal.

En plena campaña electoral, con la situación de crisis que vive el país y después de haber tenido que suspender una rueda de prensa por un tiroteo cerca de la Casa Blanca semanas antes, los efectivos de seguridad del presidente están en máxima alerta por posibles ataques y un dron podría ser un incidente grave


La Liga de Carreras de Drones ha lanzado un simulador que identifica a los más habilidosos en el pilotaje de drones. ¿Crees que valdrías para piloto de drones?

Aunque un dron pueda parecer muy poca cosa al lado del tamaño e imponente aspecto de un avión, el choque entre ambos vehículos voladores puede tener unas consecuencias muy graves. En el Aeropuerto de Barajas se tuvo que paralizar la actividad de todo el aeropuerto a principios de año por una alarma similar. 

Los drones pueden acabar succionados por alguno de los motores y provocar un incendio en medio del aterrizaje o despegue, también pueden obligar al piloto a realizar una maniobra peligrosa en caso de emergencia, entre otros posibles desenlaces que podrían en peligro la vida de la tripulación y los pasajeros. En este vídeo se ve claramente el daño que puede hacer un dron a una de las a las del avión.

Para separar el peligro que suponen estos dispositivos de la diversión y utilidad que ofrecen en muchos otros aspectos, los países se han apresurado a establecer unas normas de uso y seguridad. Tanto en España como en Estados Unidos, el vuelo de drones cerca de aeropuertos no está permitido, así como otra serie de normas que la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) deja muy claras en su web

Los usuarios que se decidan a comprar un dron deben tener en cuenta este reglamento antes de ponerlo en marcha, a riesgo de ser multados con penas de hasta 90.000 euros. La normativa diferencia a los pilotos de drones profesionales de los que hacen un uso recreativo. Los primeros deben tener una licencia de vuelo entre otros requisitos, mientras que los segundos deben respetar una sencillas reglas como por ejemplo volar en zonas despejadas y con buenas condiciones meteorológicas y respetar la privacidad de los demás si se hacen grabaciones con el dron. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *