El primer ordenador cuántico comercial está en camino | Tecnología

Utilizar los ordenador cuánticos en empresas y entornos particulares cada día está más cerca. ¿Imaginas trabajar a diario con uno? Pronto será posible.

Las investigaciones en entornos cuánticos y el desarrollo de ordenadores que los aprovechen están mejorando de forma considerable en los últimos años. Aunque aún queda mucho por averiguar, y por tanto mejorar, los datos que se adelantan son impresionantes y ya se habla de sus posibles ventajas en distintos entornos aparte del científico.

Tanto es así que en Reino Unido ya están construyendo el que será el primer ordenador cuántico comercial del país. Este tendrá una perspectiva directamente enfocada al ámbito profesional y esperan que pronto sirva de gran ayuda para el sector industrial y empresarial del país.

Al igual que ocurría con los grandes ordenadores que ocupaban toda una habitación hace décadas, estos suelen ser los primeros pasos antes de ir mejorando en todas sus características y tecnologías, así como de extenderse su uso.


IBM acaba de anunciar un nuevo hito dentro del sector de la computación cuántica: han creado el ordenador cuántico más potente hasta el momento, siendo capaz de operar con 53 qubits.

Este ordenador cuántico, que ha sido promocionado por la Ministra de Ciencia Amanda Solloway, se situará en Abingdon y podrán acceder a él a través de la nube las distintas empresas que quieran probar su uso y la capacidad que tenga de cara a mejorar funciones de machine learning, simulaciones y, cómo no, finanzas.

La inversión inicial será de unos 11 millones de euros y la empresa que desarrollará este ordenador Rigetti Computing, algo especialmente llamativo al ser estadounidense. En los planes del gobierno está el que en 2023 se encuentre plenamente operativo.

¿Este avance hacia el ámbito empresarial marcará la diferencia? Veremos, existen muchas esperanzas con estos ordenadores, pero también dudas sobre el uso real que pueden tener. Aun así, seguro que invertir en ellos sirve para ampliar los campos de investigación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *