Elon Musk ya tiene luz verde para llevar internet por satélite a los hogares | Tecnología

Hace unos años, a Elon Musk se le ocurrió que podía llevar internet a todos los rincones del planeta. Para ello, a través de su empresa espacial SpaceX, puso en marcha el proyecto Starlink, del que seguro que has oído hablar en más de una ocasión.

El planteamiento del magnate consiste en proveer una conexión a internet de banda ancha y alta velocidad «que supera con creces el rendimiento del internet satelital tradicional». La red la proporcionará una constelación de más de 4.000 satélites artificiales desde el espacio, de manera que no dependerá de las limitaciones de la infraestructura terrestre.  

El proyecto recibió la aprobación de la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC) en 2018, y desde entonces SpaceX ha lanzado al espacio infinidad de satélites de Starlink para poner en marcha el servicio.

Ahora, el programa ha dado un paso más y ya está más cerca de empezar a ofrecer su conexión a internet por satélite. La FCC acaba de dar luz verde al router WiFi de Starlink, que de acuerdo con los documentos públicos lo está fabricando la empresa Wistron NeWeb Corp en Taiwán. En el informe no aparecen fotografía por motivos de privacidad, así que no sabemos qué aspecto tendrá el router de Starlink.

El router se conectará a un terminal externo que será el encargado de recibir la conexión de los satélites. Se trata del dispositivo que puedes ver en la foto de cabecera de esta noticia, similar a una antena parabólica. Aunque SpaceX no ha compartido públicamente la imagen, un usuario de Reddit la ha descubierto en el código de la web oficial de Starlink.

Las fotos del dispositivo se han compartido a través de Twitter, y el propio Elon Musk ha explicado el funcionamiento del aparato en la red social. «El terminal de Starlink tiene motores que se orientan automáticamente para un ángulo de visión óptimo. No se requiere un instalador experto. Solo hay que conectarlo y darle una vista clara del cielo. Puede estar en el jardín, en el tejado, la mesa, en cualquier lugar, siempre y cuando tenga una vista amplia del cielo»

Tal como explica la web oficial del servicio, las primeras pruebas del servicio de Starlink tendrán lugar en el norte de Estados Unidos y la parte baja de Canadá en este 2020. SpaceX espera expandir el servicio con rapidez y que para 2021 ya ofrezca una cobertura casi mundial. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *