Este es el primer robot trepador de árboles diseñado para recolectar cocos | Tecnología

Este robot trepador de árboles y cortador de cocos ha nacido para sustituir a un puesto laboral muy antiguo en la India y que ahora mismo no cuenta con apenas fuerza laboral activa.

Si bien la industria tecnológica de la India está creciendo de forma exponencial durante los últimos años, otros trabajos más tradicionales como los recolectores de cocos están en desuso, básicamente porque se trata de un trabajo que cuenta con cierto riesgo al tener que escalar enormes árboles.

Para que la industria de recolección de cocos no desaparezca, un grupo de científicos de la Universidad Amrita Vishwa Vidyapeetham acaba de fabricar un robot recolector de cocos que como imaginarás tiene como principal virtud la posibilidad de trepar árboles con suma facilidad.

El robot, de nombre Amaran, se encuentra actualmente su sexta versión y lleva ya en desarrollo durante tres años. El robot no cuenta con un diseño muy llamativo, y está construido en base a un cuerpo en forma de anillo que es capaz de ajustarse alrededor de la base de los cocoteros de distintos tamaños. La clave de que pueda trepar tan bien es que cuenta con ocho ruedas de goma omnidireccionales orientadas hacia dentro que permiten al aparato llegar con suma facilidad a la cima del árbol.


El robot no es autónomo, y se controla de forma inalámbrica desde el suelo a través de un joystick o bien con una aplicación para dispositivos móviles que permite a los científicos moverlo de arriba hacia abajo así como rotarlo alrededor del árbol para colocar su hoja de sierra circular en la posición correcta para cortar un lote de cocos.

El robot ha demostrado ser muy eficiente durante todas las pruebas a las que ha sido sometido, y no obstante es capaz de trepar hasta árboles de 15 m de altura e incluso con inclinaciones de tronco de hasta 30°.

Y no, no trabaja más rápido que un ser humano, pero sí durante una mayor cantidad de horas, con lo que al final durante un día es capaz de recolectar prácticamente más cocos que una persona.

[Vía: InterestingEngineering]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *