Guardian S, el inquietante robot vigilante con forma de serpiente que se desliza por las paredes | Tecnología

Que un robot tenga forma y se mueva como una serpiente, ya es una visión poco tranquilizante. Si además es capaz de escalar y deslizarse por las paredes, ya parece una visión de pesadilla. Pues aquí lo tienes…

Muchos robots copian el comportamiento y la fisionomía humana. Primero, para que nos parezcan más amigables. Y después, porque es necesario para llevar a cabo sus funciones. Pero también se diseñan robots que imitan la fisonomia animal. Como por ejemplo Guardian S, el inquietante robot de vigilancia e inspección con forma de serpiente que se desliza por las paredes.

Sarcos es una compañía especializada en el desarrollo y fabricación de robots de inspección y seguridad destinados a las empresas y fuerzas de seguridad. Guardian S es su última creación: un robot todoterreno capaz de meterse por cualquier agujero mayor de 18 centímetros.

Su cuerpo con forma de serpiente le permite maniobrar en cualquier dirección, incluso de lado, y es capaz de escalar puertas y paredes. Puedes verlo inspeccionando el interior de un barco en este vídeo:

Guardian S es un robot diseñado trabajar en lugares inaccesibles para las personas, o potencialmente peligrosos, por ejemplo en un escape de gas, zonas infectadas, sucias, fugas de productos químicos, etc.

Para ello dispone de sensores avanzados como 6 cámaras 4K con visión de 360 grados, visión infrarroja y nocturna, GPS, micrófono y altavoces, sensores de gas y vibración, etc.

Envía y recibe datos a través de la nube Azure de Microsoft, y gracias al micrófono y altavoz incorporado permite comunicarse con otra persona. Esto es muy útil en labores de rescate y emergencias por ejemplo, o para negociar con delincuentes.


Sus creadores aseguran que son inofensivos y que su principal objetivo es ayudar a los humanos, pero la ciencia ficción nos ha hecho volvernos desconfiados con el concepto de ‘robot’. Vamos a repasar los proyectos de robótica más aterradores que hay ahora mismo en marcha.

Al imitar los movimientos de las serpientes con un mecanismo de oruga puede moverse por todo tipo de terrenos y lugares estrechos: adelante, atrás, e incluso movimiento lateral.

Unas de sus características más peculiares es que es capaz de escalar y deslizarse por las paredes. Pero tiene limitaciones porque para conseguirlo emplea imanes, así que solo puede escalar puertas y paredes metálicas. Útil en el interior de fábricas o barcos, pero no tanto en otros escenarios.

Guardian S solo pesa 8 Kilos: es un robot portátil. Y puede transportar una carga, cuando camina en vertical, de hasta 4,5 Kilos.

Su batería ofrece una autonomía de 4,8 Km, mientras que la cámara puede vigilar durante 12 horas seguidas.

Quizá su aspecto no sea muy reconfortante, pero puede salvarte la vida cuando menos lo esperas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *