Guía y consejos para comprar una máquina de hacer hielo en casa | Tecnología

En este artículo, ComputerHoy podría recibir una comisión por tus compras. Más información.

Si eres de esos que necesita que sus bebidas estén siempre frías, tal vez las máquinas de cubos de hielo son lo que deseas. Un aparato que te permita tener kilos de hielo en poco tiempo. Son ideales para fiestas y para reuniones de amigos.

Eso sí, son poco conocidas. Eso hace que no sean tan asequibles como podríamos desear y, además, haya poca información sobre ellas. Pero no te preocupes, porque desde ComputerHoy te vamos a enseñar todo lo que necesitas saber para adquirir una de estas máquinas.


Si te gusta estar al día de las últimas ofertas y recomendaciones de productos, puedes seguirlas en tiempo real en el canal de Computerhoy.com en Telegram, en el que te mantendremos informado de los últimos descuentos en tecnología.

Antes de comprar una máquina para hacer hielo para tu casa, debes fijarte en algunas características básicas para que tomes una buena decisión de compra. Dentro de los principales aspectos en los que te debes fijar están los siguientes:

¿Qué es una máquina de hacer hielo?

Una máquina de hacer hielo es un electrodoméstico que puedas tener en tu cocina para que puedas tener hielo siempre que sea necesario. El funcionamiento de estas máquinas es muy sencillo, solo bastará con rellenar el depósito de agua y poner la máquina a funcionar.

Estas máquinas permiten tener hielo de diferentes tamaños. Son unas máquinas muy prácticas en verano, puesto que te permiten tener hielo siempre disponible para todas tus bebidas. En el ámbito de la hostelería también se usan bastante, pero en este artículo nos centraremos en los modelos más domésticos.

Aunque como decimos, solo hacen hielo. Si quieres combatir el intenso calor del verano de otra manera, hay otro tipo de artefactos que te pueden ayudar.

¿Cómo funciona una máquina de hacer hielo?

El funcionamiento de las máquinas de hielo domésticas es muy sencillo. Primero, se agrega agua al depósito (hay modelos que en vez de deposito tienen un tubo que debe ir conectado a una fuente de agua), luego se programa la cantidad de hielo que quieras y esperar a que se fabriquen los hielos.


¿Tienes problemas para dormir? Si la respuesta es afirmativa, prueba a tomar estos alimentos y bebidas antes de acostarte, te ayudarán a  dormir mejor y descansar.

Cuando el recipiente de hielo esté lleno de cubitos, tendrás que retirarlos para que la máquina siga produciendo hielos. Estas máquinas suelen venir con una bandeja extraíble o una pala para poder sacar los cubitos de hielo sin problemas.

La primera tanda de cubitos no suele ser muy provechosa, dado que la máquina tiene que coger ritmo. Se aconseja utilizar la segunda y posteriores tandas de hielo. No hay que preocuparse mucho porque esto solo ocurre cuando la máquina es nueva o cuando se lleva mucho tiempo sin usar.

Tipos de máquinas de hielo

Existen tres tipos de máquinas diferentes para hacer hielo. Estos tres tipos diferentes son los siguientes:

Máquina de hielo modular: Estas máquinas deben ser colocadas sobre un contenedor o una máquina de refrescos, para que los hielos que se fabriquen se almacenen allí. Se utilizan en un ámbito profesional.

Máquina de hielo bajo mostrador: Se sulen utilizar en bares o restaurantes. Tienen un tamaño pequeño y están funcionando todo el día. Si alguna vez has visto que el camarero metía el vaso tras la barra y lo sacaba con hielo es porque tiene una de estas.

Máquina de hielo autónoma: son las más comunes, y de las que vamos a hablar. pueden fabricar diferentes tipos de hielo y por lo general también dispensan agua. Su tamaño suele ser de 40x40x40. Pueden colocarse en cualquier lugar, aunque para evitar malfuncionamientos, se aconseja que esté en un lugar cuya temperatura este entre los 10º C y los 40º C.

Conozcamos su potencia

La potencia de estas máquinas se encuentra entre los 80 W y los 200 W para uso doméstico. A mayor potencia, menos tempo para la creación de los cubitos, pero también más consumo.

Lo más aconsejable es optar por una máquina que tenga una potencia entre 100 y 150W como máximo. No consumirá demasiada energía y tendrá gran eficiencia a la hora de la fabricación de los hielos.


Ten siempre preparado un buen montón de hielo para cuando quieras. Si vas a hacer una fiesta no debes preocuparte, porque tendrás cubitos de hielo de sobra dado que este aparato puede crear 12 kg de hielos al día y su pantalla LCD te dará todos los datos que necesitas.

En este sentido optamos por aconsejarte la máquina de hielo Klarsteins Arctic Porter. Esta máquina de hacer cubitos tiene una potencia de 120 W, pudiendo crear 12 kg de hielo en un día. Cada ciclo dura 9 minutos y puede hacer 8 cubitos en ese tiempo. Es muy eficaz.

Cuenta con un diseño sencillo y elegante, al que se le une la tecnología de una pantalla LCD con control táctil para que puedas programar la creación de hielo. Su deposito es de 2 litros, con lo que tampoco gastaŕa mucha agua.

Se puede encontrar por 109,99 euros. Se trata de una buena inversión que cumple con la potencia justa.

¿Cuánto hielo hacen?

Es muy importante tener en cuenta la cantidad de hielo que puede producir la máquina. En el ámbito doméstico, suelen hacen entre 10 y 15 kg diarios. Eso significa tener conectado el aparato 24 horas, e ir vaciándole cada vez que se llene.


Con esta máquina d ehielo podrás hacer hasta 15 kg de hielo al día con muy poco, ruido, dado qu solo produce 45 Db de sonido. Con su cuchara para extraer el hielo no tendrá problemas. Además, la forma de bala de sus cubitos será perfecta para echar en cualquier bebida o cóctel. No se preocupa por la limpieza, pues la malla extraible hace que sea mucho más fácil realizar el mantenimiento.

En este sentido, podemos encontrar máquinas como la Cohotek. Esta máquina de hielo puede hacer 15 kg en un día. Además, cuenta con un depósito de 2.3 litros y una ventana transparente para observar el estado de la creación de hielo.

Su panel de control nos permitiría programar la máquina y decidir entre los dos tamaños de hielo que puede hacer. Como detalle, cuenta con una malla interna que hace que sea mucho más fácil su limpieza. 

Se puede conseguir por 149,99 euros. Se trata de un modelo compacto de buena calidad y alta durabilidad.

¿Tengo que tenerla conectada al agua?

La mayoría de los modelos llevan depósito, como hemos visto. Sí, existen los modelos que tienen una manguera para conectar en una tubería, pero suelen ser más costoso y poco prácticos en el ámbito doméstico.

Las máquinas domésticas pueden llegar a incluir depósitos con capacidades de 2 a 4 litros. Es una manera cómoda de utilizar la máquina y solo necesitarás una toma de corriente cerca para que funcione.


Esta máquina de hielo te hará olvidarte de mantener una fuente de agua conectada, dado que tiene un depósito de grandes dimensiones que usará para crear el hielo. Con dos tipos de hielo seleccionables en su panel de control, podrá tener hasta 12 kg de hielo al día. Además, es más seguro de usar gracias a su detección por infrarrojos que establece cuando está lleno el deposito de hielo.

En este punto podemos recomendar la máquina de hacer hielo VPCOK. Como el resto de máquinas de la guía, tiene un depósito de agua de aproximadamente 2 litros. Aunque en realidad lo importante de este artefacto es su capacidad para detenerse cuando no detecta agua o cuando su sensor infrarrojo nota que hay mucho hielo hecho.

En este caso, se trata de una máquina que aguantará más tiempo con el depósito sin rellenar gracias a sus dispositivos de detección. También tiene dos tamaños de hielo y puede crear hasta 12 kg de hielo en un día.

Se puede encontrar por 106,05 euros. Tiene buenas valoraciones y aprovechará mejor su depósito.

Tamaños del hielo

Por lo general, las máquinas de hacer hielo domésticas tienen dos tamaños de hielo. Pero existen otros modelos con capacidad para hacer más tamaños e incluso elegir las formas del hielo. Esto es menos común, encontrándose sobre todo en el ámbito más profesional.

Por otro lado, los tamaños de los hielos pueden variar entre máquinas. No hay una medida realmente estandarizada y hay que estar atento a la hora de adquirir uno de estos aparatos. Cabe destacar que dependiendo de la capacidad de la máquina los hielos serán también más grandes o pequeños. Si eres de esos que mastican hielo, pues también te podría venir bien un tamaño más reducido.


Esta silenciosa máquina de hielo puede hacer hielos en tiempo récord. Con una potencia de 100 W, puede hacer cubitos en seis o trece minutos, dependiendo del tamaño de los cubitos escogidos. Además, su panel te permite establecer la preferencia de producción y su depósito de más de 2 litros hace que te olvides de tener que enganchar el aparato a una fuente de agua.

Si buscamos una máquina de hielo con capacidad para hacer cubitos de dos tamaños, siendo el tamaño pequeño bastante reducido, la H.Koenig KB12 te dará lo que necesitas. Su tamaño de hielo pequeño es perfecto para cócteles, dado que entran en cualquier recipiente y no aguan en exceso las bebidas.

Además, tiene tecnología de infrarrojos y una tapa transparente para controlar desde fuera la cantidad de hielo que se está haciendo. Con una potencia de 100 W, puede hacer 12 kg de hielo en un día, creando una tanda de 8 cubitos pequeños en 6 minutos

Se puede encontrar por 129,99 euros. Nunca te quedarás sin hielo en tus fiestas gracias a esta máquina.

Beneficios de una máquina de hacer hielo

Estas máquinas son bastante rentables. Como hemos visto, por un gasto de algo más de 100 euros, podrás tener una máquina que te proporcionará grandes cantidades de hielo, por un poco de agua y un mínimo de consumo eléctrico.

También te ayuda a ahorrar espacio en el congelador. No tienes que pensar en guardar hielos, porque en unos pocos minutos, tendrás una tanda que se irá regenerando cada ciclo. Mucho más espacio para ti en tu frigorífico.

Además, como casi todas las máquinas tienen selector de tamaño de hielo, no tendrás que preocuparte por tener hielos muy grandes para copas más pequeñas. Tu tienes el poder en ese sentido.

Por no hablar de qu tal vez quieras utilizar los cubitos para otras cosas. Ya os comentamos en esta revista la cantidad de provecho que se le podía sacar a los cubitos de hielo.

Estas máquinas de crear hielo son baratas y las mejores aliadas ante las olas de calor. Podrás disfrutar de fiestas con tus amigos sin preocuparte mucho, porque todos tendrán una bebida fresca con la que poder continuar la velada.

En este artículo, ComputerHoy recibe una comisión de sus socios afiliados por cada compra que realices a través de los enlaces de productos que hemos incluido, algo que en ningún caso supone un coste adicional para ti. No obstante, nuestras recomendaciones son siempre independientes y objetivas. Puedes consultar nuestra política de afiliados aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA