Hisense renueva su gama de televisores ULED para 2020 | Tecnología

Si pensáis que el mercado de teléfonos móviles es competitivo, el de televisores no lo es menos. Hay unas pocas compañías que se disputan un pastel dividido en segmentos de precio, segmentos de pulgadas y, también, diferentes tecnologías. Los usuarios cada vez están más informados y conocen mejor las características de imagen y sonido de los diferentes dispositivos, por lo que es un mercado ultracompetitivo.

Hisense acaba de realizar una presentación online, como todas las presentaciones a las que asistimos en esta nueva normalidad, en la que ha detallado las características de sus nuevos televisores ULED. La tecnología ULED de Hisense se basa en la tecnología QLED y, por tanto, mejora los resultados de los paneles LED tradicionales.

Hay un panel trasero que controla el brillo individual de cada píxel, lo que permite que los colores básicos sean más puros, se consigan niveles de brillo más altos, haya una mejor paleta de colores con una mayor cobertura del espectro y también se mejora la fluidez de la imagen. Es una tecnología que ha calado bien en el mercado y que, ahora, se renueva con los dos nuevos televisores de gama alta ULED de Hisense.

  U8QF U7QF
Panel 65 «/55» | ULED Quantum Dot 65″/55″/50″ | ULED Quantum Dot
Resolución 4K UDH
Ángulo de visión 178º  
Profundidad de color 8 bit + FRC
Rango de color BT.2020 77% 74%
Frecuencia V Sync 120 Hz 60 Hz
Contraste típico 5.000:1 4.000:1
Brillo típico/máximo 600 nits | 1.000 nits 400 nits | 700 nits
Zonas local Dimming Full Array 180 zonas Full Array 90 zonas
HDR HLG | HDR10+ | HDR10 | Dolby Vision

Hisense U8QF, la gama top ULED

Empezamos viendo el tope de gama de la compañía china, el Hisense U8QF. Se trata de un televisor que es la gran apuesta con tecnología ULED en 2020 para la compañía y cuenta con novedades tanto en el software como en el propio panel. Para empezar, una de las mejoras implementadas por Hisense es el panel antirreflejos.

Gracias a un nuevo panel, el televisor absorbe el 98,5% de la luz entrante, reflejando solo el 1,5% de dicha luz. Esto es un 66,7% menos que paneles convencionales. Dicho esto, vamos a ver algunas características del panel, disponible en diagonales de 65 y 55″.

La resolución es 4K, que es la mínima que deberíamos tener en un nuevo televisor tanto para disfrutar del contenido como para jugar si tenéis pensado adquirir las nuevas consolas. Es un panel 8bit + FRC que cuenta con Dolby Vision y todos los modos HDR, incluido HDR10+ y HLG. Tiene un brillo máximo de 1.000 nits y una frecuencia de actualización de 120 Hz.

En cuanto a los colores, cuenta con retroiluminación Full Array Local Dimming Pro, lo que permite obtener un brillo más uniforme y unos negros que no llegan a la pureza de los que ofrece un panel OLED, pero que son más profundos que los de un LCD convencional.

También hay mejoras en el sonido gracias a los altavoces certificados por JBL que, gracias a un conjunto de woofers y tweeters serán capaces de ofrecer un sonido más rico y cálido. 

Y, si nos vamos al software, Hisense cuenta con el sistema operativo VIDAA U SmartTV OS. Está presente en los dos modelos anunciados hoy y permite tener el asistente Alexa integrado, así como diferentes mejoras tanto en la imagen y la latencia como en el diseño de los menús.


A pesar de que ya es uno de los formatos mayoritarios en el mercado, todavía existe un halo de leyenda urbana y mitos sobre los televisores 4K. Seguro que te interesa seguir leyendo ya que ya es hora de enterrar estos 7 mitos al comprar un televisor 4k.

Respecto a esto último, Hisense ha presentado su modo juego que adapta el brillo de manera dinámica a la escena de los videojuegos de manera automática (tengan estos HDR o no) y, sobre todo, reduce la latencia de la imagen, algo fundamental cuando hablamos de shooters competitivos en primera persona o de juegos de conducción.

Hisense U7QF con Dolby Armos y certificación HDR10+

El Hisense U7QF cuenta con diagonales de 65″, 55″ y 50″ y características muy similares a las de su hermana mayor, aunque hay algunos cambios interesantes para hacerlas más atractivas en precio.

Son paneles ULED, por los que gozan de las ventajas de esta tecnología. El panel es, de nuevo, 8bit + FRC 4K y compatible con HLG; Dolby Vision, HDR10 y HDR10+. Tiene Full Array, pero las zonas de iluminación Local Dimming se reducen a la mitad y el pico de brillo pasa de 1.000 nits a 700, con un valor típico de 400 nits.


No es lo mismo el HDR en las pantallas, que en las cámaras. Aquí te contamos qué es cada uno y qué diferencias hay.

El resto de mejoras de sistema operativo también llegan a este modelo, por lo que si no necesitáis las características de la gama premium, es una opción muy interesante.

Un usuario que no se casa con nadie y una Hisense que crece en ventas en el confinamiento

Además de presentar los nuevos modelos, Hisense nos ha dado algún dato sobre el usuario en la presentación. Uno que sorprende es que el usuario actual no se casa con ninguna marca y, de hecho, va saltando de una a otra en función de los modelos, precio y tecnologías que más le interesen en el momento de cambiar de televisor.

Las características más importantes para los usuarios, según los estudios de Hisense, son la calidad del producto, la calidad de imagen, el tamaño de pantalla, el precio y las posibilidades como SmartTV. El sonido, la marca, la conectividad y el diseño son factores secundarios a la hora de elegir televisor.


Los televisores Hisense H50U7B de 2019 pertenecen a la gama ULED de la marca y cuentan con un filtro de nanocristales que filtran y potencian la luz. El resultado son negros más puros y colores más intensos. Además, viene con Dolby Atmos y soporte multiHDR.

Sobre el rendimiento comercial de la marca, Hisense ha experimentado un periodo de segundo trimestre del año muy bueno comparado con el mismo periodo del año anterior, creciendo en venta por valor con un crecimiento de 4,2 veces el del mercado.

Hablando de esto, ya os hemos contado que Huawei también ha gozado de grandes cifras este 2020 en la venta de portátiles y que Kobo ha observado un aumento de lectores y de tiempo de lectura (lógico teniendo en cuenta la situación actual) en sus dispositivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *