Holotron: el primer humano realmente virtual | Tecnología

Holotron es un exoesqueleto de cuerpo completo que transmite todos los movimientos a un mundo virtual. Permite sentir la fuerza, la inercia y la velocidad dentro de la realidad virtual.

Aunque su despegue está siendo lento porque el hardware es caro, la realidad virtual tiene mucho que aportar a nuestras vidas. Tanto en lo lúdico como en lo educativo o profesional. 

La realidad virtual actual solo engaña a nuestra vista y a nuestro oído, pero no al resto del cuerpo.  Holotron quiere solucionar esto con un exoesqueleto para la realidad virtual que promete convertir al ser humano en un verdadero ser virtual.

Cuando te pones unas gafas de realidad virtual en la cabeza como unas Oculus Rift S (ahora en oferta), la pantalla, los sensores de los cascos y los mandos con sensor de movimiento son capaces de clonar en la realidad virtual nuestra vista, nuestro oído, la cabeza y las manos. Pero el cuerpo y las piernas solo se registran de forma parcial, según el tipo de cámaras que usemos.

Quizá en el mundo virtual estamos escalando una montaña o montando en un camello, pero nuestro cuerpo no puede sentir esas experiencias.

Para solucionar este problema la compañía alemana Holotron Technologies ha desarrollado Holotron, un exoesqueleto para realidad virtual que clona la mitad inferior del cuerpo en el mundo virtual.

Lo más interesante es que este mecanismo refleja en nuestro cuerpo la resistencia, inercia, y velocidad que se genera en el mundo virtual, para hacernos sentir que estamos allí. Echa un vistazo al vídeo y lo entenderás:

Lo que podemos ver en este vídeo es un prototipo hecho con madera, aunque el modelo final será una plataforma y unas sujecciones mecánicas que se ven al final del vídeo.

Este exoesqueleto tiene dos motores independientes para cada pierna, uno para cada rodilla, y otros dos para la cadera. Pero la versión final tendrá cinco motores para cada pierna.


Las nuevas gafas de realidad virtual de Oculus permiten jugar a juegos y experiencias de realidad virtual de forma autónoma, sin cables, y además se pueden conectar al PC.

El Holotron está colgado de la pared porque así se pueden simular acciones que solo son posibles en mundos virtuales, como volar, o incluso rodar por el suelo.

El modelo actual es capaz de replicar en realidad virtual y en tiempo real cualquier movimiento de las piernas y el tronco. En el vídeo la gravedad es 20 veces menor que en la Tierra.

Obviamente no es un dispositivo para usar en casa, pero tendrá muchas aplicaciones interesantes en el entrenamiento de astronautas para viajar a Marte, educación, control de robots en entornos peligrosos como una central nuclear o un incendio, parques de atracciones y ferias, etc.

La realidad virtual, como si estuviésemos allí…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *