Huawei planea lanzar un P50 Pro con lentes líquidas, ¿qué es esta tecnología? | Tecnología

Huawei, sobre todo en su serie P, siempre apuesta por presentar la mejor cámara del mercado. Ahora, tras una filtración, se cree que podríamos estar ante el próximo escalón en lo que a innovación fotográfica móvil se refiere.

Huawei lucha entre zarzas espinosas mientras innova en sus próximas presentaciones. De hecho, estamos a solo unos meses de conocer el nuevo buque insignia de la marca, el Huawei P50 y P50 Pro.

Se trata de una serie de gama alta en la que la compañía china hace hincapié en la fotografía móvil, entre otros aspectos como la pantalla, la batería, el rendimiento, etc.

Hasta ahora se desconoce qué buque insignia de Huawei traerá las lentes líquidas a lo largo de 2021. En la filtración se habla de «buques insignia», es decir en plural, así que podría ser una tecnología que llegara en febrero o marzo de 2021 a la serie Huawei P50 y una versión mejorada en la serie Mate más adelante.

Son solo habladurías, ya que hasta que no avance más la situación, no se pueden sacar conclusiones reales. También sería conveniente que Huawei se pronunciase al respecto, pero eso no pasará hasta la presentación oficial.

¿Qué y cómo funciona una lente líquida?

Las lentes líquidas son una disolución de líquidos el fabricante es capaz de manejar mediante impulsos eléctricos. De esa forma se cambia la posición del líquido y, por tanto, las características ópticas de la lente en cuestión de milisegundos.

Si piensas que se trata de una tecnología de última generación, ciertamente es moderna, pero no precisamente actual. Es una tecnología que se desarrolló hace más de 20 años de la mano del físico francés Bruno Berge. 


La empresa Varioptic lleva trabajando en esta tecnología desde 2005, es más, Samsung por aquel entonces estuvo a punto de sacar un móvil con estas lentes tan peculiares, pero el proyecto no cuajó.

Esta empresa se unió a Corning, de Corning Gorilla Glass en 2017. El proyecto de lentes líquidas nunca se abandonó y han seguido desarrollando esta tecnología para pulirla y perfeccionarla.

Las lentes líquidas tienen varios aspectos importantes, así como pros y contras. Este tipo de lentes líquidas aceleran el enfoque automático llegando a tardar milisegundos. Otra ventaja es que aumenta el rango dinámico, son lentes que ocupan muy poco espacio (¿adiós a las cámaras que sobresalen del terminal?), son más resistentes a caídas, ya que no dependen de un motor que mueva la lente, es una tecnología más económica que la actual, etc.

Algo clave en Huawei es el zoom, recordemos que, junto a Samsung, Oppo y Xiaomi, es de las pocas marcas con la que se pueden sacar fotos decentes con un zoom 50X. Con las lentes líquidas, el rango de zoom sería más grande y es el propio terminal el que mediante el paso de corriente eléctrica por esa lente líquida cambia la disposición de la lente y también el zoom.

El contra, aún sin demostrar en móviles, es que la calidad de las imágenes podría ser algo peor de a lo que estamos acostumbrados. Es una balanza con la que Huawei tendrá que luchar para equilibrar su móvil.

Las lentes líquidas, al menos hasta ahora, se usan en el entorno industrial, sobre todo en las cintas para el control de códigos, empaquetados y mercancía en general. Es cuestión de tiempo tener en nuestras manos un móvil con lentes líquidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *