Huawei volverá a colaborar con Intel y la siguiente en conseguir el permiso de Estados Unidos sería Qualcomm | Tecnología

Estados Unidos ha concedido una licencia para que Intel pueda volver a trabajar con Huawei. Este paso podría suponer el final del veto para otras muchas empresas como Qualcomm.

Estados Unidos decidió hace un par de años vetar a Huawei, la compañía china pasaba a la lista negra del país, lo que implica no poder comerciar con ninguna empresa estadounidense. Se rompían así muchos acuerdos con Google, Qualcomm, Intel, y otras muchas empresas.

Todos estos acuerdos suponían para Huawei parte de los componentes de sus teléfonos y otros dispositivos, así como el sistema operativo Android, la base de los móviles. Aún así, el Gobierno de Estados Unidos suele conceder excepciones o pequeñas treguas a este veto y eso es lo que ha hecho con Intel. 

Según explica Reuters, el Gobierno estadounidense ha concedido una licencia a Intel para poder volver a colaborar con Huawei con ciertas condiciones. Con esta licencia Intel podrá volver a suministrar componentes a Huawei para que las use en sus dispositivos


Si tienes curiosidad por saber cómo se ha convertido Huawei en una de las empresas tecnológicas más importantes del mundo, presta atención porque vamos a repasar los 33 años de historia de la compañía china.

No es la única empresa que busca conseguir esa licencia. La Corporación Internacional de Fabricación de Semiconductores de China o SMIC también la necesita para seguir trabajando con el fabricante de móviles. Aunque es una empresa asiática, utiliza componentes y equipos de origen estadounidense para fabricar chips para Huawei.

MediaTek y SK Hynix también ha solicitado una licencia para poder continuar suministrando a Huawei, aunque todas ellas no están teniendo tanto éxito como Intel. Mientras, Huawei trata de mantener su producción apostando por la fabricación de sus propios chips, los procesadores Kirin. 

Pero sin la ayuda de TSMC ni de Qualcomm, el gran proveedor de procesadores del mercado, la situación es complicada. Qualcomm no se rinde y según CNBC ha solicitado permiso al gobierno para poder vender sus procesadores a Huawei. También Google ha pedido una licencia. 

Recordemos que la compañía china entró en la lista negra de Estados Unidos acusada por el gobierno de Donald Trump de espiar a su país y el resto de Occidente a través de la infraestructura de telecomunicaciones que ha construido la empresa. Huawei no sólo vende móviles y portátiles, también ha conseguido una gran presencia internacional con el despliegue de las redes 5G

Como respuesta, Estados Unidos ha prohibido a las operadoras del país usar las antenas de Huawei y al resto de empresas comerciar con el gigante asiático. En agosto, antes de concederle la licencia a Intel, Washington reforzó las medidas del bloqueo extendiendo su prohibición a los fabricantes extranjeros que usarán tecnología estadounidense y continúan presionando a otros países de Europa para que se unan en este veto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *