Huawei y Google trabajan para conseguir una renovación en la licencia | Tecnología

Las limitaciones a las que el Gobierno de Estados Unidos somete a Huawei pueden provocar que algunos dispositivos se queden sin actualizaciones al caducar las licencias, pero se trabaja en evitar esta situación.

El conflicto existente entre el Gobierno de Trump y Huawei es más que conocido por todos y de momento no tiene aspecto de solucionarse, al contrario, parece que cada vez se amplía a más empresas chinas. Las consecuencias que ha provocado han sido numerosas y han ido más allá del 5G, tanto ha sido así que Huawei ha dado un impulso a sus servicios móviles para compensar la falta de aplicaciones y servicios de Google.

Desde hace unos meses el Departamento de Comercio de Estados Unidos impide a Google dar licencias de sus servicios a móviles Huawei, aunque ha ido otorgando renovaciones temporales para actualizaciones de seguridad y aplicaciones. Pero la última renovación acaba de finalizar y en este momento no se sabe qué ocurrirá.

Estas licencias afectaban a los móviles lanzados antes del 16 de mayo de 2019, pero en este momento Google no tiene los permisos para colaborar con Huawei, según XDA Developers.


La ruptura entre Google y Huawei es el último paso en una guerra comercial recrudecida desde la presidencia de Donald Trump. En la campaña electoral ya puso como objetivo limitar el negocio de las grandes empresas chinas en su país. Os explicamos las medidas que ha tomado en los últimos años.

Esto significa que Huawei no puede seguir enviando a sus móviles actualizaciones en lo que se refiere a los GMS (Servicios de Google Movil), aunque es posible que puedan recibir las de seguridad.

Según The Washington Post, en este momento ni el Departamento de Comercio ni Huawei han realizado comentarios al respecto y tampoco se ha aclarado qué consecuencias traerá exactamente para los usuarios esta nueva situación. Entre las opciones que se manejan está el que sigan disponiendo de estas aplicaciones pero que no reciban actualizaciones ni nuevos servicios.

Pero lo realmente preocupante es lo que corresponde a la certificación que recibe cualquier aplicación instalada en Android por parte de Google y si la empresa podrá seguir haciéndolo o que nueva vía se tomará. La ruptura total entre ambas empresas supondría un importante problema para Huawei en este aspecto.

En todo caso, lo más probable es que Huawei y Google intenten acordar una colaboración lo más estrecha posible, dentro de lo que permita el Gobierno, para seguir ofreciendo el mejor servicio a los usuarios, aunque en este momento existen más preguntas que certezas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *