POCO X3 NFC, análisis y opinión | Tecnología

Xiaomi impulsó su segunda marca POCO con el objetivo de crear auténticos matagigantes capaces de aguantarle la mirada a los smartphones más potentes. Con el POCO X3 NFC, la marca repite la receta pero orientada a la siempre disputada gama media, y lo hace con un precio de risa.

Lo consiguió con el POCO F1 en su día, repitió gesta con el POCO F2 Pro y ahora, con el POCO X3 NFC, lo vuelve a hacer. La principal diferencia entre los dos últimos modelos son sus adversarios. Que mientras el POCO F2 Pro se bate en duelo con los móviles de gama alta, el POCO X3 NFC lo hace con los de gama media.

POCO ha aprendido la fórmula del éxito e inicia una agresiva campaña de derribo en la gama media para hacerle la vida un poco más difícil a modelos como los realme 6 o sus primos los Xiaomi Redmi Note 9 Pro. Analizamos a fondo el POCO X3 NFC y te damos nuestra opinión sobre él.

  POCO X3 NFC
Pantalla Panel LCD IPS | 6,67″ de diagonal | 84,6% del frontal es pantalla | Resolución 1.080 x 2.400 píxeles | Densidad de 395 píxeles por pulgada | Soporta HDR10
Procesador Snapdragon 732G | NFC
Memoria RAM 6 GB
Almacenamiento 64 GB | 128 GB UFS 2.1 | MicroSD
Cámaras principales Principal de 64 Mpx f/1.9 | Gran angular de 13 Mpx f/2.2 119° | Macro de 2 Mpx f/2.4 | Profundidad de 2 Mpx f/2.4
Cámara frontal 20 Mpx f/2.2
Batería 5.160 mAh | Carga rápida de 33 W
Sistema operativo MIUI 12 (Android 10)
Dimensiones y peso 165,3 x 76,8 x 9,4 mm | 215 gramos
Precio 249 euros en Amazon

Índice de contenidos del análisis del POCO X3 NFC:

Grande y pesado pero sorprendentemente cómodo

Si estás buscando un smartphone pequeño, lo lamentamos, el POCO X3 NFC es de todo menos compacto. Sin embargo, para nuestra sorpresa, ha resultado ser un smartphone muy equilibrado en la mano.

Es innegable que sus dimensiones, de 165,3 x 76,8 mm, y sus 215 gramos no lo convierten en un smartphone para todos los públicos. Tampoco los 9,4 mm de grosor de su perfil. Pero los bordes y esquinas redondeados y su excelente equilibrio de pesos hacen que no resulte incómodo de usar incluso con una mano.

Es un smartphone que se siente robusto en la mano pero, a diferencia de otros smartphone con pesos y tamaños similares, como el Asus ZenFone 7 Pro o el Samsung Galaxy S20 Ultra, no tiende a cabecear manteniéndose equilibrado sobre la mano. Esto reduce la sensación de inestabilidad que provocan los smartphones grandes cuando se usan con una mano.

A nivel de diseño POCO X3 NFC mantiene una estética muy similar al POCO F2 Pro que analizamos hace algunos meses, aunque la elección de materiales dista mucho de aquel modelo.

En este caso encontramos una trasera fabricada en plástico que imita perfectamente el aspecto e incluso el tacto del cristal. El POCO X3 NFC está disponible en dos acabados: Azul Cobalto y Gris Sombra que es el acabado de la unidad que estamos analizando.

Como decimos, el tacto y el aspecto es igual que el cristal con un cierto toque metálizado, tanto que incluso imita su facilidad para atrapar hasta la última de las huellas resultando muy complicado mantenerlo limpio.

El diseño de la trasera es muy llamativo y destaca la gran banda central que muestra un patrón de líneas diagonales que recorre la trasera longitudinalmente para enmarcar la cámara y el gran logotipo de POCO que sorprende ofreciendo un juego de brillos de colores en función de cómo incide la luz sobre él.

El módulo de cámaras es otra de las señas de identidad de este POCO X3 NFC. Este módulo juega al despiste con el usuario creando un efecto óptico. En la base del módulo se dibuja un círculo en la trasera con un pulido distinto, pero lo que en realidad sobresale es un rectángulo con los extremos redondeados.

El módulo se alza sobre la trasera un par de milímetros por lo que queda bastante expuesto si no se usa la carcasa de silicona incluida junto al POCO X3 NFC con la que se compensa el grosor protegiendo la cámara y la pantalla al dejar el smartphone sobre una mesa.

Todo el terminal se construye en torno a un chasis metálico que se deja ver en el borde. Este soporte lo aprovechan los botones del borde derecho, entre los que encontramos un único control de volumen situado encima del botón de encendido que cumple la doble función de sensor de huella dactilar.

El lateral opuesto lo monopoliza la bandeja para la doble tarjeta nanoSIM o para una nano SIM y una tarjeta microSD. Algo más poblado encontramos el borde superior en el que se ubican el sensor de infrarrojos, uno de los micrófonos del terminal y un pequeño orificio que sirve de salida del sonido para el altavoz superior.

En el borde inferior se concentra la conectividad del POCO X3 NFC, con un siempre bien recibido jack de 3,5 mm para auriculares, el puerto USB de tipo C con funciones de carga rápida y otro micrófono y el altavoz inferior.

La inserción entre el chasis y la pantalla no está tan bien resuelta como en la trasera y POCO ha optado por añadir un marco de plástico negro para facilitar el paso de la pantalla plana que monta el POCO X3 NFC, al perfil curvado de su chasis.

Los marcos de la pantalla están bien aprovechados luciendo una ligera barbilla en la parte inferior, mientras que en la parte superior destaca su cámara frontal insertada en la pantalla.

Justo encima de la cámara encontramos el altavoz de llamadas perfectamente integrado en la unión entre la pantalla y el marco metálico del chasis. Dentro de ese altavoz aparece un diminuto LED de notificaciones que pasa totalmente desapercibido cuando está apagado.

120 Hz que saben a gloria en la gama media

Uno de los principales argumentos de compra para este POCO X3 NFC (como si su precio de salida no fuera ya suficiente argumento) es su generosa pantalla IPS de 6,67 pulgadas y resolución Full HD+, lo cual resulta en una densidad de 395 ppp.

No es una pantalla perfecta, pero sí ofrece muchas características que la convierten en una “rara avis” entre los móviles de gama media. La primera y más destacada, su tasa de refresco de 120 Hz, que viene activada directamente de fábrica por un buen motivo.

Esta frecuencia de actualización no es constante, sino que varia en función del tipo de contenido. Es decir, si estas jugando a un juego que soporta tasas de 120 Hz, funcionará a esta frecuencia. En cambio, si solo soporta 90 Hz, pues la pantalla se adaptará a esa tasa.

Eso no es todo, para ahorrar batería, el POCO X3 NFC puede incluso bajar la tasa de refresco por debajo de los tradicionales 60 Hz en contenidos estáticos que no requieren de esa fluidez y nitidez en los movimientos del contenido en pantalla.

Otra de las particularidades de esta pantalla es la de contar con una frecuencia de muestro táctil de 240 Hz. Esto le permite ser más reactiva al tacto de forma que la pulsación de la pantalla resulta más natural e inmediata.

Además, la pantalla viene muy bien preparada para reproducir contenido multimedia ya que cuenta con soporte HDR 10 y HLG. Algo muy poco habitual en un smartphone de menos de 250 euros.

La calibración de los colores es correcta tal y como viene de serie, pero trae activado el ajuste Saturado que tiende a falsear un poco los colores para darles más intensidad, por lo que optamos por el ajuste Estándar para obtener unos colores más realistas.

En lo referente al brillo, el POCO X3 NFC que estamos analizando ofrece un brillo medio 442 luxes, y en exteriores a pleno solo puede escalar hasta los 512 luxes, lo cual asegura una buena visibilidad del contenido de la pantalla en exteriores.

Cuando se usa el modo de Brillo automático el smartphone de POCO responde rápidamente al cambiar brillo y no hemos necesitado corregir el ajuste.

Los ángulos de visión de la pantalla no son muy amplios y, al menos en la unidad que hemos estado probando, se aprecia una leve sombra en el borde inferior de la pantalla que se traduce en un brillo ligeramente inferior en esa zona.

En cualquier caso, y viéndola desde el prisma de un smartphone de menos de 250 euros, es una pantalla atípica en su rango de precio por las buenas prestaciones que ofrece.

Estrena Snapdragon 732G y no defrauda en rendimiento

Una de las novedades del POCO X3 NFC a nivel de hardware es que este smartphone es el primero que monta el procesador Qualcomm Snapdragon 732G.

Se trata de una evolución de la anterior hornada de Snapdragon 730G con la que comparte muchas características como puede ser la GPU Adreno 618. En su interior encontramos ocho núcleos insertados en una litografía de 8 nm.

Como indica la sigla de su nombre, el Snapdragon 732G ha sido diseñado para exprimir al máximo su potencial en juegos y aplicaciones gráficas exigentes. De hecho, a pesar de compartir GPU con el Snapdragon 730G, su frecuencia se ha subido en torno a un 15% para arañar un poco más rendimiento en juegos.

Lo hemos probado de forma intensiva con juegos como Asphalt 9: Legends, PUBG o Call of Duty: Mobile con un rendimiento gráfico excelente incluso con los ajustes al máximo y sin que presente tirones o lag durante el juego.

En el uso diario lo cierto es que no hemos notado ningún indicio de falta de potencia. Las aplicaciones se han ejecutado con toda normalidad y la interfaz se mueve con total fluidez.

En este aspecto, la experiencia de uso real es equivalente a la que obteníamos con el Snapdragon 730G por lo que, en una cata a ciegas, probablemente no podríamos diferenciar entre ambos procesadores. Para los fieles a los test sintéticos de rendimiento aquí van algunas referencias con los resultados:

  POCO X3 NFC Realme 6 Oppo Reno 2 Motorola Moto G 5G Plus
Procesador SD 732G Helio G90T SD 730G SD 765
Geekbench 4 Single 2.626 2.595 2.557 2.697
Geekbench 4 Multi 7.003 7.755 7.031 7.354
Geekbench 5 Single 567 501 581
Geekbench 5 Multi 1.544 1.649 1.796
3D Mark (OpenGL | Vulkan) 2.697 | 2.501 2.581 | 2.615 2.399 2.994 |
AnTuTu 284.403 288.272 264.032 303.413
PC Mark 8.225 10.601 7.351 8.269

El POCO X3 NFC que estamos analizando es la versión que monta 6 GB de memoria RAM LPDDR4X y 128 GB de almacenamiento interno con soporte UFS 2.1. Su memoria puede que no sea la más rápida sobre el papel, pero lo cierto que es se defiende bastante bien con unos valores que se mantienen en la media.

Si nos ponemos las gafas de ver la realidad, estamos ante un smartphone de menos de 250 euros que se está midiendo de igual a igual con móviles que son entre 100 y 150 euros más caros, por lo que su rendimiento es más que destacable.

  POCO X3 NFC Realme 6 Oppo Reno 2 Motorola Moto G 5G Plus
Escritura secuencial 200,24 MB/s 118,16 MB/s 107,32 MB/s 347,13 MB/s
Lectura secuencial 495,76 MB/s 471,82 MB/s 499,33 MB/s 409,52 MB/s
Escritura aleatoria 14,73 MB/s 8,82 MB/s 12,36 MB/s 21,86 MB/s
Lectura aleatoria 19,03 MB/s 13,14 MB/s 19,06 MB/s 17,58 MB/s
Velocidad de copia en memoria 4,76 GB/s 5,45 GB/s 5,12 GB/s 5,81 GB/s

Resumiendo, el POCO X3 NFC estrena un nuevo procesador con un cierto regusto a refrito del Snapdragon 730G al que overclockeado ligeramente la GPU. En el día el POCO X3 NFC cumple con creces en tareas exigentes como jugar, ver vídeos en streaming o navegar sin que se resienta lo más mínimo su rendimiento.

Android 10 y un MIUI 12 al que le falta cocción

Como no podía ser de otra forma viniendo de una empresa bajo el paraguas de Xiaomi, POCO X3 NFC viene con MIUI 12 corriendo sobre Android 10 y sobre ella POCO Launcher 2.0 le da el toque diferencial entre un smartphone Xiaomi y un POCO.

Si empezamos por la parte positiva de este análisis del software del POCO X3 NFC, nos encontramos una interfaz tremendamente personalizable y llena de opciones en las que es complicado que un usuario no encuentre una combinación que no le convenza. En ocasiones incluso demasiado y todo.

La estructura del menú de Ajustes empieza a ser caótica tras varias versiones en las que se han ido añadiendo secciones y, en más de una ocasión, con nombres y enunciados que no ayudan a encontrar lo que buscas. Suerte de la barra de búsqueda de opciones.

Tenemos extras para todos los gustos: un modo oscuro, un segundo espacio privado, función de ventanas flotantes, modo de uso con una mano y un modo de navegación por gestos que, inexplicablemente nos encontramos en el interior de una sección llamada Reproducir a pantalla completa.

También cuenta con Game Turbo, una interfaz con un aspecto más gaming donde se concentran los juegos y puede optimizarse el comportamiento del POCO X3 NFC durante la partida.

Eso por la parte positiva. Tenemos varios puntos negativos en este apartado. El primero de ellos es la falta de optimización de la versión de MIUI 12 que corre en este terminal. Nos hemos encontrado con la necesidad de reiniciar por que iconos como el de la batería se duplicaban en la barra o aplicaciones como Google Chrome se quedaban congeladas sin motivo obligando a forzar el cierre de la app.

Otro punto negativo es la presencia de más Bloatware del que nos gustaría. A las ya cuantiosas apps propias de Xiaomi y Google, se unen otras como Amazon, varios juegos, eBay, Netflix, Facebook, etc.

Además de eso nos encontramos con un viejo conocido en los smartphones de Xiaomi como es la publicidad insertada en determinados lugares de la interfaz. Para los más expertos es sencillo desactivar estos anuncios, pero no todos lo usuarios sabrán hacerlo y la mayoría convivirá con el lastre de mostrar publicidad incluso navegando por los menús y aplicaciones.

Lo cierto es que ignoramos si el responsable de esta falta de optimización en el software es el launcher de POCO o directamente MIUI 9, pero lo que sí es seguro es que otros terminales como el POCO F2 Pro que ya han pasado por nuestras manos se movían con un software más pulido.

En el apartado de la biometría el POCO X3 NFC puede utilizar una combinación entre el sistema de reconocimiento facial o el sensor de huella dactilar en función de cada situación.

En nuestro caso, y debido al uso de mascarilla que obliga la situación actual, la tendencia ha sido a usar el sensor de huella que comparte espacio con el botón de encendido y ofrece una respuesta razonablemente rápida y un bajo índice de errores.

Por su parte, el reconocimiento facial es algo más perezoso y está muy condicionado por las condiciones de luz. Con buena luz es rápido y no acostumbra a fallar. En cambio, cuando la luz no acompaña empiezan los errores.

Cuatro cámaras que cumplen pero no cautivan por su inconsistencia

El apartado fotográfico, el POCO X3 NFC luce un curioso módulo de cámara en el que se agrupan sus cuatro cámaras.

De entre todas ellas destaca el buen comportamiento de su cámara principal Sony IMX682 de 64 megapíxeles, un gran angular de 13 megapíxeles, un sensor Macro para obtener tomas cercanas y una cámara secundaria para apoyar la información de profundidad, ambas de 2 megapíxeles. En el frontal encontramos una cámara para selfies de 20 megapíxeles.

Antes de analizar en profundidad el hardware fotográfico vamos a detenernos en su app de Cámara para descubrir los modos de disparo y la facilidad de uso de su interfaz de hardware.

En este apartado nos encontramos con la cámara que ya habíamos visto en modelos como el Poco F2 Pro que ya pasó por nuestra mesa de pruebas, pero con algunos retoques estéticos como poner una nota de color personalizable a los botones que se encuentran seleccionados y algunos nuevos filtros.

Su distribución es la habitual, con los modos de disparo en carrusel encima del botón de disparo y las opciones específicas de cada modo en la parte superior de la pantalla.

En general se trata de una app muy intuitiva en la que la información se muestra claramente aunque es fácil cometer errores como dejarse el modo Macro activado de la última foto y no conseguir enfocar nada hasta que despliegas la cortinilla de opciones para ver que este modo está activado.

En general la app de cámara incorpora una serie de modos de disparo que, más allá de los modos Pro, Foto, vídeo o Retrato, aporta una experiencia divertida para crear contenido como son el modo Vlog de vídeo que crea clips con una determinada estética o el modo Exposición de larga duración para crear fotos nocturnas espectaculares.

Una vez revisadas las opciones de software, pasamos a las pruebas de fotografía, no sin antes recordarte que puedes descargar las muestras originales este enlace y juzgarlas por ti mismo.

Estas son las especificaciones técnicas de las cinco cámaras del POCO X3 NFC:

  Sensores Apertura
Traseras Sony IMX682 | 64 Mpx | 1.6μm f/1.89
  Macro: 2 Mpx | 1,75 μm f/2.4
  Ultra gran angular: 119º | 13 Mpx f/2.2
  Sensor de profundidad: 2 Mpx f/2.4
     
Frontal 20 Mpx 1,6 μm f/2,2

En nuestra experiencia con el POCO X3 NFC hemos observado un comportamiento un tanto errático en las tomas, de forma que en unas muestras se obtenía un buen rango dinámico y un contraste muy marcado que dan lugar a colores bastante realistas, mientras que en otras se reducía esa sensación de riqueza de color mostrando una tendencia a quemar los cielos.

Todo lleva a pensar que el uso del HDR habría equilibrado estas tomas, pero esta función es la primera que muestra un comportamiento impredecible en el que, en unas tomas se ejecuta como se espera y actúa de forma eficiente, pero en otras brilla por su ausencia.

Al pasar al gran angular el balance de blancos se resiente y la interpretación de colores se desluce un poco. No obstante, lo que más se aprecia en esta lente es la pérdida de nitidez y la poca eficiencia de la corrección en la distorsión de los extremos de la imagen aun cuando esta función se ha activado en las opciones de configuración.

Con buenas condiciones de luz y algo de paciencia pueden llegarse a tomar buenas instantáneas con la cámara Macro del POCO X3 NFC. A poco que falle uno de esos factores la aparición de ruido y la pérdida de nitidez aparecerán de forma inmediata cambiando radicalmente su aspecto.

Cuando la luz no acompaña, el POCO X3 NFC ofrece un rendimiento en la línea de otros smartphones de su categoría ofreciendo unas fotos más que correctas cuando se ven en la pantalla del móvil, pero que no cumplen cuando se pasan a un monitor de calidad.

Al activar el modo Nocturno, el balance de blancos se vuelve más cálido y los bordes se afilan en un intento desesperado para recuperar algo de nitidez. Con este modo Nocturno activado, el nivel de ruido se mantiene relativamente bajo con respecto a la misma toma con el modo Foto automático asistido por inteligencia artificial.

Como era de esperar, el comportamiento en este modo noche con las distintas cámaras es muy distinto, bajando notablemente la calidad del gran angular al prescindir del pixel binning que aplica la cámara principal.

El modo Retrato permite ajustar el grado de desenfoque del fondo, y muestra el mismo comportamiento azaroso que resto de modos mostrando dificultades para definir los bordes de la silueta tanto en fondos homogéneos como en los más complejos.

En los selfies el resultado es bueno ya que no muestra un gran angular excesivo que deforme las caras y ofrecen un buen nivel de detalle tanto a pleno sol, como en retratos nocturnos.

En lo relativo al vídeo, el POCO X3 NFC soporta vídeo en 4K a 30 fps sin estabilización que ofrece una excelente definición, 1080p a 60 fps y si se activa el modo de Super estabilización, el recorte llega hasta los 1080p a 30 fps.

En resumen, tenemos una cámara que se sitúa en la media de su categoría, ofreciendo unos resultados un tanto erráticos en la parte del procesado, donde el POCO X3 NFC parece no encontrar su sitio, mientras que en términos de calidad de cámaras ofrece unas tomas con buena nitidez así como un enfoque certero.

Hasta dos días de uso y una carga rápida que…es rápida

El apartado de la autonomía es uno de los más esperados en los análisis de smartphones, y supone un factor de peso en la decisión de compra de un terminal u otro.

En el caso del POCO X3 NFC la batería es un argumento de peso, no solo del que este componente añade al conjunto—que es mucho— sino por su buena respuesta en el día.

Hablamos de una batería de, ni más ni menos, que 5.160 mAh en un móvil de menos de 250 euros que puede llegar a pasar hasta dos días sin acercarse a una toma de corriente con un uso moderado.

Si le das un poco de estopa su batería puede alimentar la pantalla durante una media de 7 horas de uso medio alto en el que se combinan distintas actividades en redes sociales, navegación, ver vídeos, atender llamadas y el correo, así como algunas sesiones de juego y fotos.

El buen comportamiento de la batería en este terminal se debe a dos razones. La primera de ella es la optimización del hardware, que consigue minimizar el impacto de una pantalla tan grande con un funcionamiento más eficiente.

La segunda la encontramos en la tasa de refresco variable que ofrece la pantalla del POCO X3 NFC, que permite gestionar automáticamente el panel para reducir su impacto en la batería.

Cuando llega el momento de pasar por el cargador el POCO X3 NFC que estamos analizando recupera el 100% de su carga en solo 73 minutos alcanzando el 50% en unos 29 minutos gracias a una carga rápida de 33 W que proporciona el cargador incluido junto al smartphone de POCO.

Al igual que sucede con otras prestaciones que hemos ido comentando a lo largo de este análisis, el POCO X3 NFC ofrece una batería con muy buena capacidad y una carga verdaderamente rápida por un precio muy reducido. Lo que hace que la balanza caiga cada vez más del lado del último matagigantes de POCO.

Lo del NFC queda claro, ¿y el resto?

No deja de ser curioso que, en un smartphone de menos de 250 euros, con una pantalla de 120 Hz, con una batería brillante y un rendimiento solvente, POCO haya decidido darle la mayor visibilidad posible al NFC, una característica que para muchos usuarios es incluso secundaria.

Sea como fuere, podemos confirmar que el POCO X3 NFC incluye NFC entre sus prestaciones, además de soporte WiFi 2×2 MIMO para doble banda de frecuencia (2,4 GHz y 5 GHz) y Bluetooth 5.1.

Tampoco le faltan las opciones en posicionamiento con soporte para GPS, A-GPS, GLONASS y Galileo.

En lo referente al sonido el POCO X3 NFC nos deja otra sorpresa inesperada con un sistema de sonido estéreo formados por dos altavoces ubicados en ambos extremos del terminal.

Debemos decir que, en términos de sonido, no es el smartphone más potente que hemos escuchado, pero sí ofrece un volumen suficiente como para escuchar música con claridad a varios metros de distancia.

Esto hace que el ajuste de volumen deba colocarse por encima del 70%. En esos niveles todavía no se aprecia demasiada distorsión, aunque empieza a dejarse notar al superar la barrera del 90% del volumen.

El del POCO X3 NFC es un sonido plano que no destaca por sus bajos, pero al menos no chirria ni suena enlatado.

La buena noticia es que el POCO X3 NFC cuenta con un minijack para auriculares, y a al conectarle unos se activan los efectos de sonido que permiten personalizar el audio para adaptarlo a las características auditivas propias de la edad del usuario, al tipo de auricular que se ha conectado o al tipo de música o contenido.

Con este equipamiento y por ese precio, será difícil encontrar algo mejor

2020 está siendo un año apasionante para quienes seguimos la actualidad de lanzamientos y novedades en smartphones, y la gama media y media baja está siendo un auténtico circo romano en el que cada poco tiempo se presenta un nuevo contendiente mejor preparado y más fresco que el anterior.

Cuando creíamos que ya nada podía superar terminales como la gama de smartphones de la familia realme 6, OPPO Find X2 o Redmi Note 9, llega POCO X3 NFC y pega un golpe en la mesa imponiendo sus argumentos. Estos argumentos son tan sólidos que pocos podrán evitar sucumbir a sus encantos.

No nos malinterpretéis, el POCO X3 NFC está lejos de ser un smartphone perfecto. En él encontramos algunos puntos mejorables, como la optimización del software o el comportamiento de las cámaras en determinadas circunstancias.

En conjunto, funciones como la carga rápida de 33 W, una pantalla de 120 Hz muy bien equipada para el multimedia gracias al HDR10 inclinan la balanza hacia el POCO X3 NFC y lo posicionan como uno de los móviles más fáciles de recomendar en esta segunda mitad de 2020.

El POCO X3 NFC es un móvil que ha nacido para romper el mercado a base de buenas prestaciones y un precio escandalosamente bajo que está rompiendo esquemas desde su lanzamiento con distintas ofertas y descuentos sobre su precio oficial de lanzamiento.

El POCO X3 NFC que estamos analizando es el que cuenta con una configuración de 6 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento que, al momento de publicar este análisis, está a la venta por 249 euros en Amazon, mientras que no es raro encontrar la versión que monta 6 GB y 64 GB de almacenamiento interno en distintas ofertas por menos de 200 euros.

Con ess hoja de especificaciones y por ese precio, resultará muy difícil encontrar un rival capaz de ofrecer el mismo nivel de rendimeinto y a un precio tan competitivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *