Por qué en China apenas se utiliza el correo electrónico | Tecnología

El email o correo electrónico sigue siendo una herramienta indispensable para la mayoría de las personas, especialmente en el ámbito comercial y empresarial. ¿Sabías que en China casi no se utiliza, incluso en el trabajo? Estas son las razones.

Hoy en día las redes sociales y las aplicaciones de mensajería y videollamadas lo han copado casi todo. WhatsApp, Facebook, Telegram, Zoom, Skype, Google Meet, y un largo etcétera. El gran pionero, el correo electrónico, ha perdido influencia, pero aún sigue siendo imprescindible.

En Occidente el correo electrónico es una herramienta vita a nivel profesional o comercial. Para mensajes largos, para los que hay que dejar constancia, o para los que no corren prisa. La mayoría tenemos varias direcciones de correo para comprar, para trabajar o a nivel privado o de ocio, y chequeamos los nuevos mensajes varias veces al día.

Pero tal como nos cuenta nuestra compañera Cristina Fernández en Business Insider, en China y otros países asiáticos el correo electrónico apenas se usa. Mucha gente no tiene email y quien lo tiene, es raro que lo revise todos los días. ¿A qué se debe esta diferencia tan importante en un servicio que para millones de personas es esencial?


Surface Laptop Go es el portátil más ligero de Microsoft, ideal para teletrabajar y estudiar. Con mejoras en la cámara para las videollamadas, teclado completo, encendido instantáneo, carga rápida y batería para todo el día.

El email o correo electrónico fue una de las primeras herramientas de comunicación que se utilizó cuando se inventó Internet. El primer email se envió en 1971 y según Stadista, en 2020 cada día se envían y reciben 306.400 millones de emails. Y es una cifra que va a seguir creciendo. Para 2024 se enviarán 361.600 millones de emails al día.

Si el correo electrónico parece ser tan esencial, ¿por qué en China y otros países asiáticos apenas lo utilizan? Hay una razón histórica, y otra cultural.

Los emails se estandarizaron en Occidente por medio de los ordenadores PC que llegaron a las empresas, las universidades y los hogares en los años 80 y 90. Pero en China el desarrollo tecnológico fue mucho más tardio. En aquella época un sueldo medio chino no podía pagar un PC, y la censura retrasó la implantación de Internet.


Algunos portátiles Xiaomi gaming y profesionales que tienen muy buena pinta y un precio bastante competitivo. Son modelos que van descaradamente a por un rival: los MacBook de Apple, sin duda el equipo a batir en los últimos años.

Según el Banco Mundial, en 1999 había 50,5 ordenadores por cada 100 personas en EEUU mientras que en China esta cifra se reducía hasta 1,2. En España alcanzábamos los 12,02 ordenadores por cada 100 habitantes.

En esa época en China el acceso a Internet se hacía a través de cibercafés. En 1999  Tencent creó la aplicación de mensajería para ordenador QQ que se usaba en vez del correo en estos establecimientos.

Los usuarios chinos se acostumbraron a enviar mensajes directos en vez de correos electrónicos. Allí se saltaron la etapa del PC (aunque ahora se ha implantado con fuerza, especialmente para jugar) y pasaron directamente al móvil.


Estos son los mejores routers que puedes comprar con WiFi 6, el nuevo estándar WiFi que multiplica la velocidad a internet.

También influyó la cultura empresarial del país, en donde es habitual que el jefe te encargue tareas fuera del trabajo y debes responder a cualquier hora.

En 2011 Tencent lanzó la app de mensajería para móviles WeChat, con una versión para empresas llamada WeChat Work.

Su uso es similar a WhatsApp, pero integra mucha de las funciones del correo electrónico, pues permite  reservar citas, comprar, gestionar documentos, e incluso pagar nóminas. En China usan WeChat para todo, por eso el email ha quedado relegado a circulos muy concretos, principalmente cuando hay que relacionarse con empresas o usuarios occidentales.

Un ejemplo es AliExpress, que sí usa el correo para avisar sobre los envíos en su versión occidental, pero apenas lo emplea en la versión china.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *