¿Qué significan algunos de esos ruidos raros que en ocasiones hace tu ordenador? | Tecnología

Seguro que tu ordenador hace unos ruidos a veces que no consideras normales. No hay que preocuparse demasiado en primer término, pero debes conocerlos por si hay que ponerles solución.

Escuchas un zumbido o ruido metálico y te das cuenta que sale del ordenador, muchas veces sin que estés haciendo nada con él. Esto no es demasiado extraño y le ocurre a casi todos los equipos, que algunos de sus componentes provocan ciertos ruidos o zumbidos que suenan entre raro y mal.

Para tranquilizarte y que sepas distinguir qué son esos ruidos raros del ordenador, vamos a describirte a qué se deben habitualmente. En principio, la mayoría de ellos no tienen demasiada importancia, no es igual que cuando en las antiguas torres sonaba el ventilador de un modo tan atronador que parecía romperse el equipo. Aquí suelen sonidos más leves y en ocasiones arrítmicos.

Así que vamos a ver, ¿qué son esos ruidos tan extraños que hace tu ordenador?

Debes saber que cuando suena como si se estuviese rascando algo, con sonidos que van del contacto entre piezas metálicas a su fricción, normalmente se trata del disco duro HDD que está pasando la aguja lectora por la placa magnética. Si suena una vez no tienes que extrañarte demasiado, pero en caso de que sea continuo lo mejor es que hagas una copia de la información importante, puede estar deteriorándose.

Si el sonido es similar al quejido de una bobina, el conocido como Coil Whine que es como un ruido eléctrico, suele ser cuestión de la fuente de alimentación o la tarjeta gráfica. Este se debe a que la corriente eléctrica emite una especie de gemido al pasar por las bobinas si está funcionando con intensidad. Este sonido no suele ser síntoma de mayores problemas.

El zumbido es sin duda el ruido más habitual e identificable, es el de un ventilador cuando está girando a gran potencia. Según se requiere más del equipo, este se calienta y el ventilador funciona a más revoluciones. Tampoco tiene que ser algo malo, pero si suena de forma habitual se debe comprobar que el equipo no está en una zona especialmente cálida, o que no hay demasiados programas funcionando.


No necesitas un ordenador de sobremesa para obtener las prestaciones de un PC potente. Echa un vistazo a estos Mini PC que caben en cualquier rincón.

En caso de que escuches un traqueteo hay que comprobar por qué ocurre. Primero ver si hay alguna pieza fuera que lo esté provocando y, si es un sobremesa o se tienen conocimientos, desmontar el equipo y comprobar que no hay ninguna pieza suelta. Esto solía ocurrir con los antiguos ventiladores, que a veces se soltaban. Pero hay que averiguar la causa antes de ocurra un problema importante.

Por último, si tu ordenador lanza unos pitidos antes de cargar el sistema operativo tendrás que entrar en la BIOS y comprobar que todo esté bien. Respecto a los sonidos no existe una guía universal, tal como aclaran en MakeUseOf, por lo que igual tienes que ir al manual de placa base. Pero aquí ya estamos hablando de aspectos que pueden salirse de los conocimientos de un usuario medio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *