¿QUÉ TIPO DE ALOJAMIENTO NECESITA?

Hay muchas opciones de alojamiento web disponibles hoy en día: alojamiento web gratuito, alojamiento compartido, servidores dedicados, y la lista continúa. Todas estas opciones tienen el mismo propósito, que aloja el contenido de modo que pueda ser accedido y visto por la gente en Internet. La principal diferencia es cómo cada uno se estructura, así como los beneficios que ofrecen.

Echemos un vistazo a algunos de ellos.

 

ALOJAMIENTO WEB GRATUITO

¿Qué puede ser mejor que un plan de alojamiento web gratuito? Esta es una gran opción para alguien que quiere crear una página web o un sitio web pequeño para compartir con amigos y familiares. Mientras que el recibimiento libre de la tela ha recibido la crítica para su carencia de características, de seguridad y de atención al cliente, hay algunos abastecedores de recibimiento de tela libres confiables que usted puede confiar. Sin embargo, tenga en cuenta que el alojamiento web gratuito está más orientado a darle un gusto de tener y mantener un sitio web pequeño y personal. Si desea establecer una presencia en la web de gran alcance con un negocio en línea, tendrá que considerar un servicio de alojamiento pagado que ofrece más control, seguridad y fiabilidad.

 

EL ALOJAMIENTO COMPARTIDO

Como su nombre indica, el alojamiento compartido es un entorno en el que está compartiendo espacio en un servidor web con otros usuarios. Se trata de un ordenador (servidor) cuyo disco duro está dividido en muchas carpetas. Cada carpeta tiene una cantidad de megas concreta y cada una de esas carpetas está dedicada a una sola página web. Todas las webs alojadas dentro de este servidor comparten obviamente la CPU, las megas de Ram y la conexión a internet. Los hosting gratuitos son siempre de este tipo. Como los clientes están compartiendo el costo del servidor, esta es la solución más asequible y popular para los usuarios personales y las pequeñas empresas como las empresas para configurar blog, e-commerce y otras aplicaciones avanzadas. Sin embargo, al hospedar en un servidor compartido, usted está expuesto a todas las actividades de sus vecinos. Si alguien comete un enorme error de script, todo el servidor puede sufrir. Si alguien experimenta una explosión repentina en el tráfico, su sitio podría funcionar más lento. Si el servidor se cae, también lo hace su sitio web y, en última instancia, su negocio.

 

HOSTING DEDICADO

Cuando su negocio despega y requiere más que los típicos recursos de servidor compartido, es el momento de pasar al servidor dedicado. Ahora estás en las grandes ligas con un servidor completo dedicado a tus necesidades de hosting. Sin embargo, sin ninguna experiencia, tener éxito con esta opción de alojamiento es casi imposible – los que requieren un servidor dedicado, pero no saben nada acerca de la administración del servidor puede pasar con el alojamiento gestionado. En este escenario, el proveedor de servicios de alojamiento maneja todas las tareas de gestión que le libera hasta centrarse en otras áreas de la empresa. Tenga en cuenta que un servicio administrado es generalmente más costoso.

En este caso de los servidores dedicados ocurre lo siguiente. La compañía te da el ordenador, instalado en sus locales, con conexión a internet, medidas idóneas de seguridad, etc, pero eres tú quien debe configurarlo todo desde tu casa. Todo significa, instalar el sistema operativo, paneles de control, cortafuegos, antivirus, bases de datos… todo, con lo que has de ser un genio en redes o en linux si escoges ese sistema operativo. Para arreglar esto, algunas compañías te dan la opción de pagar un poco más al mes y ofrecerte todo ya hecho, listo para subir tu web y olvidándote de todo lo demás. Si no controlas mucho, merece la pena, desde luego. A este servicio lo suelen llamar, servidor dedicado manejado, o managed.

 

SERVIDORES CLOUD

Es una de las últimas novedades. Contratas un servicio que te cobra por minutos de recursos, curioso. Alojas tu web en un servidor con un montón de recursos y te van cobrando lo que vas necesitando en cada momento. Si te suben las visitas y necesitas de repente más memoria RAM por ejemplo, te ceden lo que necesitas y si has estado usando x megas de ram durante X minutos te cobran eso. Lo mismo para tasa de transferencia, espacio de disco duro, núcleos de procesador. Es una buena solución para webs con altibajos de necesidad de recursos o para quitarte el miedo a quedarte corto. Te cobran lo que usas justamente.

 

¿CUÁL ES EL MEJOR ALOJAMIENTO PARA USTED?

El mejor consejo que podemos dar sobre el alojamiento es saber en qué se está metiendo. Servicios gratuitos están orientados a sitios personales, alojamiento compartido es adecuado para pequeñas empresas y un servidor dedicado está diseñado para las necesidades de alojamiento más grande, sin embargo, es mucho más caro. Al saber lo que su sitio requiere, será mucho más fácil determinar cuál es la mejor solución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *