Sale a subasta uno de los Apple I de 1976 más raros que existen | Tecnología

El próximo 10 de diciembre vas a poder comprar uno de los ordenadores más famosos y más raros que existen. Un mítico Apple I con dos características únicas, que lo hacen aún más valioso.

Apple no inventó los móviles ni la informática, aunque muchos lo crean así. Pero es cierto que fue pionera en muchos aspectos, como por ejemplo en los ordenadores domésticos. En 1976 puso a la venta el Apple I, uno de los primeros microordenadores personales. Apenas se fabricaron 200 unidades, y no todas se conservan. La que vamos a ver es una de las mejores.

El próximo 10 de diciembre la empresa de subastas RR Auction saca a subasta un Apple I único en el mundo. No solo funciona a la perfección, sino que conserva su caja original (solo hay un puñado de unidades que conserven la caja), y además está firmada por el creador del ordenador, Steve Wozniak.

Uno de los mayores expertos en Apple I, Corey Cohen, lo ha restaurado y lo ha sometido a un test de funcionamiento durante 8 horas seguidas, sin que haya sufrido ningún problema. Puedes verlo en este vídeo:


Además del propio ordenador y la caja original, la subasta incluye el manual de instrucciones, la interfaz de cassette, la fuente de alimentación, un teclado Datanetics con su carcasa de madera, un reproductor de cassette vintage marca Panasonic, y un televisor Sanyo de 1976. En definitiva, todo lo necesario para que el viejo ordenador de casi 50 años de edad, funcione a la perfección.

La subasta tendrá lugar el 10 de diciembre, con un precio de salida de 50.000 dólares. Tienes más detalles en este PDF. Teniendo en cuenta que un Apple I también en funcionamiento, pero sin la caja ni la firma de Woz, se vendió por más de 600.000 euros en 2013, no nos extrañaría que esta unidad se acerque al millón de dólares.

El mítico Apple I era un ordenador artesanal. Steve Jobs y Steve Wozniak (que era que el diseñó el hardware del ordenador y el software para que funcionase), lo vendían en forma de placa de ordenador, y era el propio usuario el que tenía que soldar algunas piezas, añadir el teclado, el cassette para leer las cintas de datos, el televisor, etc.


Este nuevo MacBook Air mantiene el diseño de los anteriores, pero da el salto al nuevo chip ARM de Apple, con mejor rendimiento pero menor consumo energético.

Sin embargo, tal como explica la propia web de subastas, Steve Jobs le vendió 50 unidades a The Byte Shop, una de las primeras tiendas de informática del mundo, con la condición de que estuviesen completamente montados. Así que el Apple I se convirtió en uno de los primeros ordenadores en donde los usuarios no tenían que soldar: solo había que sacarlo de la caja, y comenzar a utilizarlo.


Los portátiles MacBook son sinónimo de calidad. Si estás pensando en comprar uno, debes conocer las distintas opciones que existen y qué tener en cuenta.

En cierto modo el Apple I fue un ensayo de lo que vendría después. El primer gran pelotazo de Apple llegó con el Apple II, el primer microprocesador que se fabricó a gran escala. Solo del Apple II original vendió 2 millones de unidades, y además existieron diferentes modelos adicionales. Una historia de éxito que se extiende hasta nuestros días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *