Samsung Galaxy Z Fold 2: así es el nuevo móvil con pantalla plegable de Samsung | Tecnología

Parece que esta vez sí, Samsung lo ha conseguido. En su tercera generación de móviles con pantalla plegables, tras el Samsung Galaxy Fold y el nostálgico Galaxy Z Flip, el nuevo Samsung Galaxy Z Fold 2 consigue convertirse en un producto apto para todos los consumidores, al aunar diseño, rendimiento, fiabilidad y durabilidad en un mismo modelo.

Quizá puede parecer demasiado presuntuoso llamar generación a un único móvil, pero es cierto que con cada nuevo modelo Samsung ha estrenado notables mejoras en el software y el hardware, que sí aparentan una nueva generación.

El nuevo Fold 2 no solo es más potente, fiable y aparenta un mejor desempeño de la pantalla plegable: también estrena nuevas funciones de software propuestas por los propios usuarios de anteriores modelos. Puedes echar un vistazo al nuevo móvil en este vídeo:

Diseño

La filosofía del Galaxy Z Fold 2 no ha cambiado, con respecto a su predecedor: es un móvil con la pantalla plegable situada en el interior, como un libro, y dispone de una pantalla externa para usar el dispositivo sin desplegarlo.

La carcasa metálica estará disponible en dos colores, Mystic Bronze y Mystic Black, pero la bisagra se podrá personalizar con otros cuatro colores diferentes:

Mucha más pantalla en ambos lados

La primera mejora que salta a la vista en el Fold 2 es el mayor tamaño de ambas pantallas. Los marcos se han reducido un 27%, y además el enorme notch o ceja frontal del modelo anterior ha desaparecido, sustituido por una agujero en la pantalla. El resultado es que tanto la pantalla frontal como la interior cubren toda la superficie, ofreciendo mucha más pantalla sin aumentar el tamaño del móvil.

La gran novedades es la frecuencia variable entre 11 y 120 Hz, que permite ajustar el refresco de pantalla a o todo tipo de necesidades. Samsung ha descubrierto que muchos usuarios del Fold se compraron el móvil para jugar a videojuegos, por eso han añadido los 120 Hz.

La pantalla exterior aumenta de las 4,6 a las 6,2 pulgadas, mientras que la interior, cuando está desplegada, sube de las 7,3 a las 7,6 pulgadas. Además la nueva pantalla tiene 100 nits más de brillo.

La clave está en la nueva bisagra

Con el Galaxy Fold, la bisagra que dobla la pantalla fue una auténtica pesadilla para Samsung. Produjo numerosos fallos en la pantalla, a veces el panel no quedaba completamente plano, y entraba polvo y suciedad a través de ella. Puedes ver comentarios más detallados en nuestro análisis:


Con Galaxy Fold podemos decir que finalmente aterrizan los móviles con pantalla flexible en el mercado. Galaxy Fold es una apuesta valiente con un formato innovador. Este nuestro análisis de un móvil que ha llegado para revolucionar el sector.

La bisagra del nuevo Galaxy Z Fold 2 es completamente diferente. Se basa en el modelo usado en el Galaxy Z Flip, que utiliza auténticas bisagras físicas para doblar la pantalla y mantenerla fija en cierto ángulo, en este caso desde 75 a 180º. Permite hasta 200.000 pliegues durante su vida útil, asegura la compañía.

Pero la estructura CAM del Fold 2 se ha reforzado añadiendo una bisagra adicional a cada lado, dado que la zona de pliegue es mucho mayor que en el Z Flip:

Otra mejora importante, también extraída del Flip, es el uso de una barredora que cubre todo el exterior de la bisagra. Literalmente, una tira de fibra similar a una escoba en miniatura, que limpia la bisagra y al mismo tiempo evita que entre polvo al interior del móvil:

A falta de probarlo en directo, todo apunta a que Samsung ha conseguido un sistema de bisagra para su pantalla plegable que parece fiable, eficiente y duradero. Y no compromete el funcionamiento del smartphone.

El hardware

Para sacar provecho a la enorme pantalla, Samsung ha mejorado un poco el hardware, aunque muchas de las mejoras están asociadas al software, como vamos a ver.

Estas son las especificaciones oficiales:

Especificaciones Samsung Galaxy Z Fold 2
Pantalla Interior Pantalla AMOLED 2X dinámica con 7.6 pulgadas QXGA+ (2.208 x 1.768 píxeles) hasta 900 nits
Pantalla Externa Pantalla Super AMOLED de 6.2 pulgadas con 2260 x 816 píxeles
Procesador Procesador de 7 nm de 64 bits y 8 núcleos
Memoria 12 GB
Almacenamiento 256 GB (UFS 3.1)
Cámaras traseras

12 MP Ultra gran angular f/2.2 y tamaño de píxel 1,12 micras

12 MP gran angular f/1.8 tamaño de píxel 1,8 micras, con OIS y Pixel AF

12 MP teleobjetivo f/2.4 y tamaño de píxel 1 micra

Cámara frontal 10 MP f/2.2 y tamaño de píxel 1,22 micras
Cámara cover 10 MP f/2.2 y tamaño de píxel 1,22 micras
Conexiones 4G LTE, 5G (Sub6 / mmWave), Bluetooth 5.0, WiFi 6 (802.11 ax)
Sonido Altavoces estéreo dinámicos
Dual SIM Sí (según el país)
Batería Batería dual con 4.500 mAh y carga rápida inalámbrica o por cable
Sistema operativo No facilitado
Autentificación Lector de huellas y reconocimiento facial
Dimesiones desplegado 159,2 x 128,2 x 6,9 – 6 mm
Dimensiones plegado 159,2 x 68 x 16,8 – 13,8 mm
Peso 282 gramos
Colores Bronce y Negro, y cuatro colores adicionales para la bisagra
Precio 2.009 euros

Pantalla

La pantalla interior del Galaxy Z Fold2, como hemos visto, alcanza las 7,6 pulgadas con resolución QXGA Plus tipo Infinity-O (ocupa toda la pantalla). No parece mucho más grande que la frontal de 6,2 pulgadas, pero al medirse con las diagonales, engaña. La frontal es muy estrecha y la interior es casi un cuadrado, como se puede ver en las fotografía.

Las pantallas también tienen más brillo que las del Fold, hasta alcanzar un pico de 900 nits.

Procesador y memoria

En la presentación de hoy, Samsung no ha revelado el procesador que incluirá el Fold2. Tan solo sabemos que será «un procesador de 7 nm y 64 bits con 7 núcleos«. Teniendo en cuenta que su predecesor monta el Snapdragon 855, lo más probable es que utilice el Snapdragon 855+.

Lleva también 12 GB de memoria y 256 GB de almacenamiento.

Quizá la memoria parece un poco alta, pero será muy útil para manejar fotos, vídeos y apps en multitarea, uno de los puntos fuertes del móvil.


El Samsung Galaxy Z Flip tiene un formato de móvil plegable, como los de antes, pero en su interior en lugar de haber una pantalla y un teclado físico en la parte inferior, tenemos una pantalla de 6,7 pulgadas que se pliega por la mitad gracias a una bisagra.

Cámaras

En el apartado de cámaras Samsung ha bajado un poco la resolución del sensor principal, hasta los 12 MP. Ahora las tres cámaras traseras alcanzan los 12 MP.

El sensor principal es un gran angular con una muy buena apertura f/1.8 con un tamaño de pixel de 1,8 micras, lo cual es bueno porque deja pasar más luz. Además tiene estabilizador óptico y Pixel AF. Está acompañado de un ultra gran angular y un sensor teleobjetivo (ver tabla)

En el apartado de cámaras frontales tenemos dos diferentes, según usemos el móvil abierto o cerrado. Pero son iguales: un sensor de 10 MP con apertura f/2.2 y tamaño de píxel 1,22 micras.

Aunque no son las mejores cámaras de Samsung, están a muy buen nivel. Pero lo interesante son los diferentes modos que aporta la pantalla plegable, y las dos pantallas.

Al hacer una foto tipo retrato a una persona, puede ver el encuadre que estamos haciendo en la pantalla secundaria, como si fuese un espejo, así que puede ajustar la pose para que la foto salga perfecta.

Con la pantalla desplegable la cámara puede mostrar los controles y la edición de fotos y vídeos en tiempo real sin necesidad de dejar de enfocar, y se pueden ver múltiples capturas para quedarnos con la que más nos interese:

Además podemos apoyar el móvil doblado en una mesa para hacer capturas, completamente estables, como si usásemos un estabilizador de imagen.

El software de la cámara utiliza la inteligencia artificial para dirigir el encuadre a las personas que hay en la escena, así que podemos grabarnos nosotros solos para un vídeo de YouTube o similar y la IA no perderá detalle. Y es posible controlar dicha cámara con gestos.

Finalmente, también se estrena un Modo Nocturno que captura fotos y vídeos incluso de noche.

Son mejoras importantes, y muy prácticas, que seguro serán aprovechadas por los usuarios.


Elegir unos buenos auriculares que se adapten a tu hábitos de uso puede no parecer algo sencillo, pero con esta guía aprenderás todo lo que debes saber.

El resto del hardware

Samsung Galaxy Z Fold 2 incorpora una batería dual (dos células) con 4.500 mAh, con carga rápida a través de cable, o inalámbrica.

Además tiene lector de huellas, reconocimiento facial, y lo último en conexiones: 4G LTE, 5G (tanto Sub6 como la más potente mmWave), Bluetooth 5.0, y WiFi 6 (802.11 ax).

En el apartado de sonido cuenta con dos altavoces estéreo dinámicos. Samsung asegura que son los mejores que nunca ha equipado en un móvil.

En resumen, un hardware de gama alta, necesario para hacer cosas como la multitarea, gráficos a doble pantalla, y las novedosas funciones que propone.

Nuevas formas de usar el móvil

Lo interesante del Fold 2 no está en su hardware, sino en cómo aprovecha sus características únicas.

Ya hemos visto algunas novedades con la cámara. Pero Samsung también ha actualizado el software y las apps, usando el feedback de los usuarios del Fold.

Ahora las transiciones de la pantalla exterior a la interior son instantáneas, y cuando está desplegada aparecen más iconos en la interfaz, y se colocan en la pantalla de forma más coherente:

Gracias a la nueva bisagra será mucho más habitual usar el móvil doblado en una mesa, en lo que se llama Modo Flex. Muchas apps adaptan su interfaz para utilizar la mitad de la pantalla inferior para mostrar los controles, o información secundaria:

Samsung ha trabajado mucho con compañías de terceros para que adapten sus apps a la pantalla extendida. Microsoft ha adaptado Office para que funcione de forma similar a sus versiones de tablets, con menús y solapas en pantalla:

La multitarea también ha mejorado mucho, con opciones para mostrar 2 y 3 apps al mismo tiempo en la pantalla extendida, y nuevas funciones para arrastrar ficheros de una a otra, o hacer una captura de pantalla solo de la ventana de una app (y no de la pantalla completa), para poder llevar capturas de una a otra app.

Ha costado tres generaciones, pero parece que al fin Samsung ha conseguido crear el móvil con pantalla plegable que todo el mundo esperaba. Estará a la venta por un precio de 2.009 euros. Está ya disponible en formato precompra con entrega prevista para el día 18 de septiembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *