¿Te molestan todos los auriculares? Trucos para hacer que tus cascos sean más cómodos | Tecnología

Los usamos sobre todo con el móvil, pero hoy en día la comodidad de los auriculares inalámbricos ha conseguido que los emparejemos con tipo de dispositivos: tablets, consolas, televisores, ordenadores, altavoces inteligentes…

Son muy prácticos y nos encantan, porque nos dan privacidad, nos aislan del entorno cuando lo necesitamos, y evitan que molestemos a los demás cuando escuchamos música con el volumen a tope. Pero tienen un problema: la mayoría de los modelos son talla única, y en cambio existen millones de cabezas diferentes.

A todos nos han molestado alguna vez los cascos, pero hay personas que son especialmente sensibles. Presiones en la cabeza, molestias en los pabellones auditivos, sudor, picores… Hay varias causas que afectan, y que producen diferentes efectos negativos.

Es muy frustrante comprar unos buenos cascos que valen 200 o 300 euros, y luego comprobar que te aprietan, dejan marca, o te calientan demasiado las orejas.

Antes de devolverlos, prueba estos trucos y consejos si te molestan los auriculares.

Las molestias de los cascos

El pelo o las orejas me pican

Quizá has notado que, tras utilizar cascos durante un tiempo prolongado, comienza a picarte el pelo, las orejas o el cuello.

Es bastante raro que esto ocurra, porque los auriculares suelen fabricarse con materiales hipoalergénicos que reducen la probabilidad de producirse una reacción eléctrica.

Pero si los cascos son de baja calidad, hace calor y sudas, estas reacciones se pueden producir.


Los altavoces Bluetooth nos ofrecen libertad para disfrutar de la música allá donde queramos. Hemos recopilado los mejores que puedes comprar en este momento en tiendas.

Aquí hay poco que podamos hacer, ya que es una reacción espontánea de nuestro cuerpo. Puedes reducir los efectos si te secas el sudor cuando aparezca, y te quitas los cascos y ventilas la zona de contacto cada 15 o 20 minutos.

Pero lo más sensato es cambiar de auriculares y buscar otros que no te generen estos efectos adversos.

¡Las almohadillas me dan calor!

Un problema muy común que sufren muchas personas, es que las almohadillas que vienen con los auriculares les producen mucho calor.

Algunas se fabrican con material viscoelástico que se ajusta a la perfección a la forma de cada pabellón auditivo, para aislar el ruido y crear mejores bajos, pero a cambio dan bastante calor.


Estos son los mejores auriculares deportivos que puedes comprar en diferentes tramos de precio, en oferta y que además tienen envío gratis.

Conozco a una persona que antes de escuchar música mete las almohadillas de los auriculares en la nevera (solo en verano) para refrescarlos, pero no es una solución muy ortodoxa, y su efecto dura poco.

Es más racional cambiar las almohadillas por otras de material transpirable y ligero, como el terciopelo.

En Amazon encontrarás docenas de recambios de todos los materiales y tamaños. Comienza buscando unos compatibles con tu modelo de auriculares. Si no encuentras, mide su diámetro y busca unas almohadillas de ese tamaño.

Las almohadillas son muy duras 

Otra molestia bastante común tiene que ver con la dureza de los auriculares. Es inevitable que aprieten, para impedir que entre ruido, que te oigan los demás, y que se pierdan los bajos. Pero no tanto como para que sientas dolor.

Si esto ocurre, la primera opción es arquear la diadema o banda de los cascos hacia afuera, para abrirlos un poco y que no ajusten tanto. Pero cuidado con esto, porque si fuerzas la banda demasiado puede romperse o perder la forma, y ya no se ajustará a tu cabeza.

Otra solución es cambiar las almohadillas por otras más blandas. Busca recambios de almohadillas de terciopelo o de espuma viscoelástica, que se ajustan a la forma de tu oreja sin aprentar demasiado.

Seguramente perderás aislamiento y bajos, pero ganarás en comodidad.

¡No me caben las orejas!

Puede suceder que tengas las orejas grandes, o que compres unos cascos con almohadillas pequeñas, y las orejas sobresalgan, o no quepan en su interior.

Un truco consiste en comprar una almohadilla barata y cortar la espuma en lonchas, obteniendo una especie de aro de cebolla de espuma que puedes introducir en el interior de auricular, debajo de la base de la almohadilla. Esto la levantará un poco, dejando más espacio para que quepa la oreja.

No se puede hacer con todas los modelos, porque en algunos la espuma de la almohadilla está pegada y no se puede meter nada debajo, pero por probar…


Auriculares totalmente inalámbricos con caja de carga y que combinada dispone de una batería de 24 horas. Cuenta con cancelación de ruido en llamadas y controles táctiles de reproducción.

El problema de las gafas

Para escuchar música, muchas personas que llevan gafas, se las quitan.

Pero si tienes que hacer una videollamada, o te gusta escuchar música mientras trabajas para relajarte, las varillas de las gafas pueden convertirse en una tortura, cuando las almohadillas las aprietan contra la sien.

Consulta los consejos anteriores para comprar almohadillas más ligeras, que pueden ayudar.

Otra solución más radical es la que propone el redactor Whitson Gordon de Popular Science: hacer un corte en la almohadilla con la forma de la varilla de las gafas. Te cargas el auricular, pero parece funcionar. Puedes probarlo con una almohadilla de repuesto barata.


Los auriculares inalámbricos Bluetooth sin cables están de moda, y esto es todo lo que tienes que tener en cuenta antes de comprar unos auriculares True Wireless.

La diadema me marca en la cabeza

En función de la calidad de los auriculares, la banda o diadema puede ser una simple tira de plástico, una tira de cuero, o una banda de metal cubierta con almohadillas.

Según la forma y tamaño de tu cabeza, puede que te apriete en cierto lugar. Por suerte, hay varias cosas que podemos hacer.

Una solución casera es coger un calcetín estrecho, cortarle los dedos y usarlo como funda para la diadema. Te sorprenderá lo bien que funciona, aunque no es muy estético.

También puedes comprar una funda de diadema profesional:

En Amazon hay docenas, la marca Geekria es una de las más populares, y tiene una gran variedad.

Finalmente, puedes optar por desarmar por completo el casco, quitar la diadema que te da problemas y sustituirla por una tira de cuero, espuma pegada con velcro o pegamento en el propio alambre, etc. Es arriesgado, pero a veces funciona…

La diadema aprieta mucho

Otro problema relacionado con el anterior, pero diferente, es que la banda no te haga daño en la cabeza, pero sí apriete mucho las almohadillas en los oídos.

Un truco para darla un poco de sí lo puedes ver en la fotografía anterior: coloca unos libros juntos y encaja la diadema, en función de lo que la quieras abrir, pero sin forzarla mucho. Déjalo así unos días, y prueba…

Tienes que tener cuidado con este truco, porque puede deformar la banda demasiado.

Con estos consejos si te molestan los auriculares, esperamos que puedas conseguir un poco de alivio. ¡Suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CAPTCHA