¿Tu Chromecast se entrecorta todo el rato? Trucos sencillos para que funcione más fluido | Tecnología

Los Chromecast se han convertido en una de las opciones más populares para convertir el televisor en una Smart TV, pero cuando da problemas de conexión, ¿qué podemos hacer?

Lo conectas al televisor, enciendes y ya tienes todo listo para configurar el televisor con tus aplicaciones de streaming favoritas. El Chromecast de Google es una de las opciones en el mercado más populares, completo y fácil de utilizar, pero estos trucos que te vamos a dar sirven para cualquier modelo. 

Dependiendo del modelo y la conexión a internet que tengas en casa, es posible encontrarse con fallos en el sistema. Estos dispositivos trabajan almacenando a gran velocidad datos en búfer, es decir, en una memoria temporal. 

El objetivo de este proceso es evitar que el hardware y software se quede sin datos durante la transferencia del contenido por problemas en la velocidad del proceso. Si este sistema da problemas, se presentarán cortes en la transmisión, como un tartamudeo muy molesto que no deja ver la película o video con comodidad.


Aunque el Chromecast sea el dispositivo más utilizado, existen una serie de alternativas que nos permiten convertir cualquier TV en una SmartTV con facilidad.

Este tartamudeo, puede significar que tu Chromecast se ha detenido para guardar datos en búfer ante una mala velocidad de internet, también puede pasar si el contenido es de mucha calidad y requiere un procesado de datos muy alto. Ante este problema tenemos varios trucos u opciones que pueden ayudar a recuperar el correcto funcionamiento:

  • Cierra aplicaciones en el móvil u ordenador: Si estás transmitiendo contenido desde otro dispositivo al Chromecast, cierra las apps o programas que no necesites. Incluso es conveniente descargar el contenido antes de transmitirlo al televisor.
  • Reduce la calidad: La configuración de calidad para videos puede ser demasiado exigente para la conexión de la que dispones en ese momento. Un video en 4K o UHD requiere la transmisión de muchos más datos en el momento que un vídeo de peor calidad. Desde el móvil, por ejemplo, en YouTube puedes reducir la calidad del video para mejorar la velocidad de reproducción en el televisor.
  • Usa un adaptador Ethernet: Con un puerto Ethernet es posible conectar el Chromecast directamente al router y conseguir velocidades de red más rápidas gracias a la red por cable, más fiable que la inalámbrica en muchos casos.
  • Aplicaciones compatibles con Chromecast: Son pocas, pues Google ya trabaja con la mayoría de servicios online del mercado, pero si intentas reproducir un contenido desde una aplicación que no sea compatible con este aparato, el sistema puede fallar.
  • Cambia los canales de WiFi: el canal por el que tu Chromecast se comunica con el router para acceder a internet y otros dispositivos puede estar muy saturado. Si lo cambias a uno más libre puedes mejorar la velocidad de transmisión. Hay muchas aplicaciones que pueden analizar los canales y darte un informe para saber cuál es la mejor opción.
  • El origen del problema es otro: Llegados a este punto, si no hemos visto mejora, es posible que el problema no sea de tu Chromecast ni de la red WiFi. Es posible que el origen esté en los servidores donde se gestionan esas aplicaciones y debas comprobar que los demás dispositivos de tu casa no tienen los mismos problemas. En ese caso, solo puedes esperar a que la empresa lo solucione.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CAPTCHA