Un test de embarazo digital es tan potente como el IBM PC original, pero vale 5 euros y es de un solo uso | Tecnología

¿Qué se esconde dentro de un test de embarazo digital? Pues al parecer, un micro PC tan potente como el IBM PC o el ZX Spectrum original…

Que la tecnología evoluciona a un ritmo imparable es una obviedad, algo que vemos todos los días con solo mirar alrededor. Pero a veces cuesta darse cuenta de hasta qué punto esa evolución es real. Aquí tenemos un buen ejemplo: test de embarazo digitales que cuestan 5 euros y son de usar y tirar, tan potentes que un IBM PC original o un ordenador de 8 bits de los 80, como el ZX Spectrum o el Amstrad CPC que costaban cientos, incluso miles de dólares.

Los test de embarazo analógicos se emplean desde hace décadas. No son más que una tira de un papel especial que reacciona químicamente con la orina, detectando una hormona asociada al embarazo.

Es un test sencillo y efectivo, así que no tenemos muy claro para qué se necesita informatizar este proceso, añadiendo un micro PC, memoria RAM, LEDs, fotosensores e incluso una pantalla LED proceso. Es posible que el porcentaje de acierto sea un poco mayor pero, ¿justifica eso la basura tecnológica que originan, al ser un hardware de usar y tirar?

Las pruebas de embarazo digitales se usan desde hace un tiempo, así que algunos expertos en hardware como Foone o XToff se han puesto a trastear con estos aparatos, y han descubierto cosas muy interesantes.

Resulta que estos test de embarazo son auténticos microordenadores, con su procesador, su memoria RAM y su pantalla LED. Aunque curiosamente siguen usando la clásica tira de papel para llevar a cabo la detección de la hormona a través de la orina.

Los dos modelos analizados, que venden en Walmart y Clearblue por entre 5 y 10 dólares según nos cuenta The Verge, utilizan un procesador de 8 bits de la marca Holtek que funciona a entre 4 y 8 MHz, con 64 bytes de memoria RAM y una pila redonda a modo de batería.


Fue el ordenador de la primera generación de jugadores y diseñadores de videojuegos en España. Ahora regresa, casi 40 años después, con un hardware de 2020.

Cuando el líquido moja el papel se activa la batería, y se pone en marcha el micro PC. Tres LEDs y dos células fotosensibles detectan el color del papel, y muestran en pantalla el mensaje «Positivo» o «Negativo«. Literalmente todo el hardware existe para leer el color del papel como en un test analógico, pero supuestamente es más exacto porque a veces cuesta identificar el color con tus propios ojos…

Desde el punto de vista técnico es curioso cómo este microcontrolador de 8 bits a 4 u 8 MHz tiene la misma potencia que el IBM PC original o el ZX Spectrum, ordenadores que se lanzaron en los años 80 y que costaban más de 1.500 dólares el primero, y cerca de 300 euros el segundo. Estos test valen 5 euros y son de un solo uso…

Un curioso ejemplo de cómo la tecnología ha evolucionado en 40 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *