Una transacción desconocida de casi 1.000 millones de dólares en Bitcoins desata la locura en las redes | Tecnología

Muchos critican al Bitcoin porque es la herramienta ideal para llevar a cabo todo tipo de transacciones ilegales, desde pagos relacionados con drogas o venta de armas, a evasión de impuestos. Una transacción de casi 1.000 millones de dólares en bitcoins ha causado un enorme revuelo entre los usuarios de esta criptomoneda.

Con el Bitcoin todas las transacciones son públicas pero al mismo tiempo anónimas, es decir, se conocen los bitcoins que se mueven pero no quienes son el emisor y el receptor.

La tecnología blockchain que utiliza el Bitcoin exige que cualquier transacción tenga que ser aprobada por la mayoría de los miles de ordenadores que forman la cadena de blockchain, para evitar fraudes. Por eso se ha sabido, según informa Business Insider, que a principio de mes una única cuenta llevó cabo una transacción de más de 100.000 bitcoins, lo que al cambio actual suponen casi 1.000 millones de dólares.


El uso (y producción) de criptomonedas requiere de grandes centros de datos que tienen un alto consumo energético en todo momento. Analizamos dónde están esos centros y el daño que pueden provocar al medio ambiente.

Este movimiento de bitcoins movió exactamente 940 millones de dólares. Y lo más curioso, es que no ha sido el único. Desde el 1 de abril en que se creó el monedero se han producido 14 movimientos entre el mismo emisor y receptor, por un valor de casi 2.000 millones de dólares.

Son cifras espectaculares que han llevado a los expertos en Bitcoin a especular sobre la identidad de los dueños.

El hecho de que el monedero se haya estrenado con un ingreso de 980 millones de dólares, parece indicar que se usa para mover dinero de una cuenta a otra.


El banco tiene obligación de informar a Hacienda si detecta ciertos tipos de ingresos. Y no hablamos de cantidades millonarias, basta con ingresar algún billete de 500 euros, o más de 3.000 euros, para que automáticamente Hacienda reciba un aviso.

Estas transacciones no han sido realizadas por medio de las numerosas entidades de intercambio que existen, lo que dispara los rumores de que podría tratarse de una transacción ilegal: desde negocios ilícitos, a evasión de impuestos.

Por supuesto, también puede tratarse de operaciones legales de gestión de carteras de una entidad de intercambio, o de compra de bienes o servicios. Pero es raro que alguien se arriesgue a meter tantos bitcoins en una única cuenta. Y el hecho de pagar en bitcoins una operación tan importante levanta sospechas, al menos, de evasión de impuestos.

Es lo que tiene el Bitcoin: su caracter anónimo lo único que nos permite es eso, especular…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *